jueves, 22 de enero de 2015

Casa Torta, en Guimarães

Un portugués afincado en nuestra ciudad nos había hablado muy bien del restaurante Casa Torta. Así que fuimos a comer allí.


El restaurante se halla en medio del Largo do Toural, también conocido como Praça do Toural. Toda esta área es el centro neurálgico de la ciudad. Se caracteriza por ser un lugar lleno de vida, con bares, tiendas, pastelerías, restaurantes y cafeterías.



El restaurante no es muy grande. Esta dividido en varias plantas. La planta baja es estrecha con unas pocas mesas y una larga barra de bar. Un lugar idóneo para tomar unos petiscos (tapas) o el menú del día.


En la primera planta han colocado una gran cocina, con una enorme cristalera y si quieres, puedes ver como cocinan.




Nosotros fuimos a la segunda planta. Allí se abre al Largo do Toural una planta decorada con motivos que hacen referencia al nombre del restaurante Torta (torcida). Las fotografías enmarcadas están torcidas. Las sillas y las mesas, pero sólo es una cuestión óptica. Todo, tanto las sillas como las mesas son muy cómodas. Las fotografías son muy interesantes, algunas de principios del siglo XX.  Son instantáneas con una fuerte carga histórica de la transformación por el paso del tiempo y la moda del Largo do Toural


Un gran ventanal abre el restaurante a la plaza, desde él la visión es muy bonita. Nos gustó tanto la comida, como el restaurante, así que repetimos. Todo estaba muy bueno. Pedimos un vinho verde de la casa que resultó una opción excelente. Se trataba de un vino joven, fresco y que acompañó muy bien a la comida. Nos pareció una elección magnífica.

Creo que este restaurante actualmente está cerrado. Es una pena, porque se comía muy bien allí.

No hay comentarios: