domingo, 26 de julio de 2015

Ráfales

Decidimos hacer la ruta del río Tastavins. Río que vierte sus aguas en el famoso río Matarraña.


Desde Valderrobres pasando por La Portellada llegamos hasta Ráfales (Ràfels) antigua villa Calatrava, situada a 627 metros de altura en plena Sierra de la Molinera.
Las carreteras comarcales TE-V-3004 y TE-V-3005 discurren paralelas al río Tastavins. Es un río de invierno y primavera que en verano casi no tiene caudal. Estas carreteras comarcales son estrechas y serpenteantes, en algunos tramos incluso debes parar para dejar pasar a los pocos coches que transitan en sentido contrario.
 


Ráfales es un pequeño pueblo turolense de unos 245 habitantes que triplica esta cifra en verano. Su centro urbano fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1983. La mayoría de los edificios conservados del centro histórico son renacentistas.
 

Dentro del propio centro histórico hay varios tipos de alojamientos, así como también en los alrededores. Todos ellos son alojamientos rurales, tranquilos y sencillos.
 

Hay habilitadas varias rutas que conectan Ráfales con otros pueblos de los alrededores. Son rutas para hacer en bicicleta o para realizar senderismo. Por ejemplo, el camino rural de Ráfales a Fórnoles tiene una distancia de 16 kilómetros y una dificultad media. Este camino es ideal para realizarlo a pie. Si vas en bici puedes hacer la ruta de Ráfales a la ermita de San Rafael o la ruta dels Estrets de Ràfales,  unos 8 kilómetros de distancia.
 


Muy cerca del centro se halla el Jardín Botánico. Jardín que han habilitado como reclamo turístico. El jardín está descuidado, pero es muy bonito y fácil de recorrer.

Después de visitar el centro histórico y el jardín fuimos a comer al restaurante La Alquería. Nos habían hablado muy bien de él. Nos ofrecieron un menú cerrado y decidimos probarlo. El menú consistía en tres entrantes y dos segundos, uno de pescado y otro de carne. Nos gustó, aunque tardamos mucho en comer, porque los platos los hacen al momento y son muy elaborados. Si volvemos pediremos a la carta. No estamos acostumbrados a comidas de tanta duración.
 
 


Existe otro restaurante en Ráfales el Molí de l'Hereu. Un edificio grande y bonito situado enfrente del Jardín Botánico.

No hay comentarios: