domingo, 27 de julio de 2014

De Cala Mastella a Cala Leña


Nuestra prioridad era la de conocer las playas más bonitas del norte de Ibiza. Tanto las playas de occidente como las del oriente de la isla.

Las playas del norte de Ibiza no son tan conocidas como las playas del sur. Un buen ejemplo de bonitas playas son las famosas Cala Bassa y Cala Comte, situadas al suroeste de Ibiza. Se trata de playas fantásticas de arena clara que se localizan a unos pocos kilómetros de Sant Antoni de Portmany y que sirven de reclamo para atraer a un gran número de turistas que visitan la isla.
El día despertó nublado y desapacible. 

Nos acercamos hasta Port de Sant Miquel, pero salimos huyendo. Grandes bloques de hoteles edificados a ambos lados de la bonita playa del Port de Sant Miquel desfiguran el bello paisaje de ese lado de la isla. 


Decidimos ir a ver las playas del este. Desde Sant Carles de Peralta llegamos a Cala Mastella. 


El tiempo continuaba destemplado y el cielo permanecía cubierto. Estuvimos solos allí un buen rato esperando que despejara.

Cala Mastella es una playa de aspecto salvaje. A ambos lados, se dibujan unos acantilados rocosos con espesa vegetación y altos pinos. En uno de los lados de la playa existe el típico varadero y también, escondido, encontrarás un restaurante.

Un gran cañaveral preside la playa en la zona central de la arena.


El viento finalmente nos echó de la Cala Mastella. Seguimos rumbo al sur, hacia la espectacular Cala Llenya (Leña).



En Cala Leña, finalmente, el viento cesó y pudimos disfrutar de un día de playa.


Se trata de una playa extensa, con forma de media luna. Rodeada de altos acantilados de color cobrizo con espesos pinares y suave arena dorada. El mar en Cala Leña es realmente pacífico, como una gran piscina de color azul celeste.
Es una playa bonita. Preparada para atraer a un gran número de personas. Hay tumbonas, chiringuitos, zona parar practicar deportes acuáticos y vigilancia.


El lado derecho de la playa está más edificado a simple vista que el otro.

En los dos márgenes de la playa, existen zonas para atracar y resguardar las barcas de los temporales. Son los típicos varaderos que encuentras en cualquier cala o playa de la isla.

domingo, 20 de julio de 2014

Cala Nova

 

Cala Nova se localiza muy cerca del centro turístico de Es Canar. La playa es de arena dorada, con abundante vegetación típica dunar y en algunas zonas con rocas en su orilla. 

La vegetación dunar llega prácticamente hasta la orilla. Esta vegetación se compone de nardos y cardos marítimos, de barrones y sabinas que ayudan a fijar las partículas de arena en la playa e impiden la erosión del litoral. 


En esta área, han construido unas pasarelas de madera para la protección y defensa  de la vegetación dunar y que por las cuales se accede fácilmente a la playa.
Es una playa bonita y tranquila (o por la menos lo es en el mes de mayo).

 

Cuenta con diversos servicios como: chiringuitos, restaurantes, hamacas, parasoles, servicios naúticos y de vigilancia.
En el lado derecho de la zona acantilada se levanta un gran hotel y varias urbanizaciones. Lo que hace pensar que en verano tendrá una gran ocupación y perderá este ambiente relajado.

 

Merece la pena acercarse a la playa a primera hora. El agua está limpia y se respira puro relax.
También, nos gustó caminar por el paseo marítimo y el pequeño y aparentemente tranquilo puerto de Es Canar. Desde allí salen embarcaciones de recreo para conocer la costa y las islas de la zona, como sa Galera o s'illa des Canar. 
 

Tanto desde Cala Nova como desde Es Canar se puede ver los acantilados de la isla Tagomago -catalogada como Área Natural de especial Interés-.

lunes, 14 de julio de 2014

Cala Tarida

Hacia el sur de la isla, en el litoral abrupto del municipio de Sant Josep de sa Talaia, accedes a diferentes playas y calas tales como cala Codolar, calaTarida, cala Molí y cala Vedella.


Es bien visible que el bello litoral del sur de la isla sufre una masiva invasión de urbanizaciones. Algunas de ellas tienen una estética más acorde con el entorno y la isla; otras, son pura especulación, sin ningún tipo de remordimiento.

Nos acercamos hasta Cala Tarida, porque nos dijeron que era una de las playas más bonitas de esa zona. La playa es bonita, pero nos sorprendió que las urbanizaciones rodearan toda la playa, sin ningún tipo de disimulo. El ladrillo ha cubierto casi por completo los acantilados más cercanos al arenal de la playa.

De hecho, diferentes urbanizaciones copan los escarpados acantilados de Cala Tarida. Al fondo, aún se puede apreciar perfectamente la espesa masa de bosque que cubre esa área.
Unos pequeños islotes, dividen la Cala en dos amplias playas. La arena es fina y dorada. El agua, aparentemente, limpia y cristalina.

domingo, 6 de julio de 2014

Cala Gració y Cala Gracioneta

En el noroeste de la isla de Ibiza, cerca de Sant Antoni de Portmany hay una serie de playas a las que se les considera como unas de las más bonitas de esa área geográfica de Ibiza, como son: Cala Bassa, Cala Gració, Cala Gracioneta, Cala Salada y Cala Saladeta.

 


Las urbanizaciones y segundas residencias se extienden desde Sant Antoni de Portmany hacia el norte y el sur de la población. Cala Gració y Gracioneta se hallan muy cerca de Sant Antoni de Portmany. Son playas semi-urbanas, aunque ambas conservan un ambiente de playa virgen, algo insólito y que cada vez resulta más difícil de mantener. Las dos son playas muy bonitas. De arena blanca y de aguas cristalinas de color turquesa. Una gozada para los amantes de las playas.

 


Mi amiga Nieves, me comentó que en verano suelen ser playas muy concurridas, por su cercanía a Sant Antoni. Desde Sant Antonio puedes llegar andando, es un paseo, en coche, bici o autobus. Ella va fuera de temporada y muchas veces se encuentra sola en la playa. Alguna vez se topa con alguien, pero la mayoría de veces se baña sola en esas limpias aguas.


Nosotros llegamos en coche a Cala Gració.
Desde Cala Gració  fuimos a Cala Gracioneta por un sendero paralelo al mar que une las dos playas. En realidad, con coche parece que estén una muy lejos de la otra, pero están mucho más cerca de lo que creemos. Sólo es un pequeño paseo entre pinos. Un paseo de lo más agradable, sobre todo por la vistas al mar.

 

En verano, disponen de servicio de vigilancia, restaurante, parasoles y hamacas.