lunes, 28 de diciembre de 2009

Cayo Levantado -República Dominicana-


Mientras estábamos alojados en Las Galeras, en la península de Samaná,  decidimos acercarnos hasta Santa Bárbara, para ir, desde allí, hasta Cayo Levantado.


El cayo es relativamente  pequeño, pero merece la pena conocerlo.
.


Su ubicación, en medio de la Bahía de Samaná, obliga a llegar en barca. En el trayecto puedes admirar la costa abrupta de la zona y descubrir pequeñas playas que quedan escondidas tras la tupida vegetación.
Desde el puerto de Santa Bárbara puedes coger una barca privada o puedes ir, con más personas, en un barco un poco más grande, tipo catamarán. La primera opción es mucho más cara que la segunda y se llega, prácticamente, a la misma vez.

.

Cayo Levantado es muy tropical, con palmeras y cegadora arena blanquísima. Hay chiringuitos de playa, bares, barracas, restaurantes y tiendas de regalo. Dicho de esta manera parece un lugar enorme y poblado, pero no lo es. Es un cayo pequeño de 1 kilómetro cuadrado y allí todo está pensado y calculado para el disfrute de las personas que se acercan hasta él. 




Una cadena hotelera española ha edificado en una de las zonas más bonitas del Cayo un hotel de 5 estrellas GL. Increíble, pero cierto. Estuve allí y lo ví con mis propios e incrédulos ojos. 


.

5 comentarios:

Mari Campos - Pelo Mundo dijo...

Carmen, querida, he venido aqui para desearte un feliz 2010 pero casi me olvide, despues de ver fotos tan lindas!!! Que sitio increible, no?
Pues... y un ano nuevo estupendo para vosotros! besos y besotes desde Brasil

Lu Malheiros dijo...

Carmen,
Feliz 2010!
Solamente hoy, vi que había dejado un mensaje en mi blog! A mi, me gusto mucho Eslovenia.
Un abrazo,

CarmeLa dijo...

Mari Campos e Lu Malheiros obrigadíssima pelas visitas... eu, também, lhes desejo feliz 2010!!!
Um forte abraço

Silvia Oliveira - Matraqueando dijo...

¡Dios mío! Es un sueño de consumo para mí... República Dominicana! ¡Qué fotos bellas! ¡Felicitaciones! El blog está maravilloso... besos!

CarmeLa dijo...

Sílvia, gostei da sua visita! Bjs