domingo, 4 de octubre de 2009

Península de Samaná


La península de Samaná, situada a 245 kilómetros de Santo Domingo, es una prolongación de tierra fértil, con una extensión enorme de palmeras de coco. De hecho, posee una de las mayores concentraciones de palmeras de coco por metro cuadrado del mundo.



Es un destino poco masificado, si lo comparamos con otros destinos de la República Dominicana, como Punta Cana o Puerto Plata. 


La capital de la Península de Samaná es Santa Barbará de Samaná. Se trata de una ciudad pequeña y en apariencia tranquila que dispone de un puerto desde el cual parten las excursiones hasta Cayo Levantado, Playa Frontón y el Parque Nacional de los Haitises.


En Santa Barbará, durante los meses de enero a marzo se organizan excusiones para el avistamiento de ballenas jorobadas.


También, puedes reservar una excursión para visitar el Salto Limón, una de las atracciones turísticas más interesantes, sobre todo para los amantes de la naturaleza y las grandes caminatas.


La península de Samaná dispone de las mejores playas indómitas de la República Dominicana como las playas de: Rincón, Frontón, Las Galeras, Morón, Cosón o Las Terrenas.


 
La belleza de Samaná reside en su naturaleza deslumbrante y salvaje y en la sencillez y simplicidad del transcurrir de la vida cotidiana.

 

Sólo un pero, impresiona y duele observar el gran desnivel que existe a nivel económico. Al lado de las impresionantes mansiones de veraneo o de los hoteles de lujo, conviven en la más absoluta miseria muchos dominicanos y haitianos. Una realidad que apela a la conciencia.



3 comentarios:

Gustavo - Viajar e Pensar dijo...

Olá
Saudades de Samana!
Realmente um região maravilhosa, uma bela opção turística, com um clima perfeito para as férias.
Suerte!!!

CarmeLa dijo...

Olá, Gustavo
Também tenho saudades de Samaná.
Obrigada pela visita
Que bom é viajar e pensar..........

Anónimo dijo...

Sauuudadessss desse lugar. Se existe um paraíso na terra SAMANA será um deles.