sábado, 3 de marzo de 2007

Un poco al sur de Salvador de Bahía




Para conocer un poco Brasil es preferible ir varias veces a lugares distintos y aún de esta forma seguro que llegas a conocerlo muy poco.
El segundo contacto con Brasil fue por Salvador de Bahía.

Ilha de Boipeba

Cuando llegas al país te das cuenta de lo enorme que es, de la inmensidad y diversidad de su territorio. Entonces, piensas que es conveniente descubrirlo poco a poco. No es Costa Rica, de dimensión abarcable; es otra cosa. Un territorio tan extenso, te lo has de tomar con calma.
El concepto europeo de ciudad es diferente al que descubres en Brasil. Hay poco casco antiguo, e impera la verticalidad sobre la horizontalidad.

Ponta do Curral

Existen muchos barrios alrededor de las ciudades al estilo de los barrios obreros españoles en los años setenta-ochenta, con importante falta de inversión en infraestructuras. Pero allí se hace difícil obviar la naturaleza, cuando llueve llueve con ganas y esos imprevistos los tienes que tener en cuenta al pensar en posibles mejoras estructurales de futuras inversiones públicas.

.
En muchos sentidos, en las grandes ciudades encuentras pocas diferencias con otros países, por ejemplo, con algunos europeos. En Brasil encuentras de todo como consumidor, sobre todo en las ciudades: buenos comercios, restaurantes y hoteles. 

     
Gamboa
Me sorprendió, además, la espectacularidad de algunas enormes viviendas de lujo al lado de unas muy humildes.

Desde Salvador pudimos hacer la isla de Itaparica, isla de Tinharé e isla de Boipeba. Es muy interesante realizar excursiones en barco por el Rio Una y el Rio do Inferno, sus orillas están repletas de manglares.


Morro de São Paulo -cuarta playa-

La Ilha de Boipeba es un paraíso muy tranquilo, separada de la Ilha de Tinharé (donde se encuentra Morro de Sao Paulo) por el Rio do Inferno.

No hay comentarios: