sábado, 23 de enero de 2016

Girona, gozo sin fin

Nos acercamos hasta el edificio que alberga los Baños Árabes, conocidos con este nombre, aunque  en realidad se trata de un edificio cristiano del siglo XII que imita a las antiguas termas romanas. Desde el año 1931, esta construcción está declarada Monumento de Bien de Interés Cultural.


La entrada a los Baños Árabes cuesta 2 euros por persona.
 
El edificio contiene diferentes estancias. La más espectacular y bonita es el área de descanso y vestuario (Apodyterium), la cual contiene una piscina central de forma octogonal, con esbeltas columnas y capiteles y coronada por una cúpula. La luz que se filtra a través de las pequeñas aberturas en el muro de piedra es una luz tamizada y suave que invita al descanso. Hay otras estancias como el Frigidarium, el Tepidarium, el Caldarium y el Furnus, pero no son tan espectaculares como la de la piscina.



Después de esta visita cultural decidimos conocer el Vall de Sant Daniel. Su cercanía le hace especialmente interesante. Es una zona semirural a la que se accede sin ninguna complicación, desde el casco viejo o centro histórico de Girona.


Un espacio relajante por el que se puede pasear o hacer deporte sin ningún tipo de problema y lo mejor es que es adyacente a la ciudad. Estás en medio de la naturaleza sin tener que desplazarte con vehículo, kilómetros y kilómetros, como ocurre en otras muchas urbes.

 

El Valle de San Daniel o la Vall de Sant Daniel es una extensa zona verde, con multitud de fuentes, como la del Bisbe o la d'en Pericot o la d'en Fita y zonas boscosas y umbrías. Con una rica fauna y flora. Todo un descubrimiento.
 
Allí, también puedes visitar el Monasterio de Sant Daniel que da nombre al valle (actualmente está habitado por monjas benedictinas). Es un Monasterio grande con añadidos y construcciones de estilo románico del siglo XII y otras góticas. Está declarado como Monumento de Bien de Interés Cultural.
 
 
Además puedes solicitar una visita guiada y visitar su claustro. Incluso, bajo petición, puedes alojarte allí. Toda una experiencia.

No hay comentarios: