viernes, 27 de marzo de 2015

Parque do Arnado

El Parque do Arnado se localiza en uno de los márgenes del río Lima, en Arcozelo. Justo delante de la Capela do Anjo da Guarda.



Entramos al parque antes del atardecer. Es un espacio tranquilo y plácido ideal para desconectar. El parque recrea la historia de los jardines europeos.

Se trata de un jardín temático con cuatro tipos de jardines diferentes: el romano, el cretense o laberíntico, el renacentista y el Barroco.


Cuando entras allí, la paz te envuelve. No es grande, pero resulta muy placentero recorrerlo sin prisas. En este parque existe una zona infantil de juego, una zona para hacer deporte y un pequeño pero bonito invernadero.

sábado, 21 de marzo de 2015

Mercearia da Vila

En Ponte de Lima elegimos como alojamiento un pequeño hotel, tipo "Bed and Breakfast" situado muy cerca del río, al lado de la Igreja Matriz y en pleno centro histórico.


Las buenas críticas que leí sobre el hotel me convencieron. Elegí la suite Açucar. Una habitación abuhardillada, con techos y suelos de madera y todo, también la decoración, pintado en blanco. Un espacio acogedor con buenas vistas a la Igreja Matriz.

Tenía detalles de bienvenida como una cafetera, agua embotellada y un calentador de agua para hacer un té.


Llegamos al alojamiento por la tarde. La habitación estaba fría y tardó mucho en calentarse, yo diría que no se calentó del todo. El colchón no era de los más cómodos en los que he dormido. El baño frío y con una alta bañera de difícil acceso. Las campanadas de la iglesia se oyeron hasta las 22 h. y volvieron a sonar a las 8 de la mañana. Si tienes el sueño ligero puede incomodar. Por lo demás, un lugar agradable con un amable servicio.
  

En la planta del hotel, en la cafetería, se sirven los desayunos, también menús al mediodía. El desayuno, simplemente correcto. Con lo típico, pero además con zumo natural de naranja. Cosa que agradecimos.

La cafetería era una antigua mercería y mantiene aún parte de la decoración de hace más de un siglo. Un curioso, sorprendente y bonito lugar. 

sábado, 14 de marzo de 2015

Lagoas de Bertinandos y S. Pedro de Arcos

Después de realizar una caminata de 8 kilómetros por la ecovía, decidimos entrar en el coche y acercarnos hasta el Área de Paisagem Protegida das Lagoas de Bertinandos e de S. Pedro de Arcos.

Desde Ponte de Lima, hay apenas 5 kilómetros por la N201 hasta el desvío a las Lagoas. Una carretera rural conduce hasta el Centro de Interpretación Ambiental. Para nuestra sorpresa, cuando llegamos estaba cerrado.


Toda esta área está declarada Zona Húmida de Importáncia Internacional, por su gran biodiversidad.

Son cerca de 350 hectáreas de una diversidad asombrosa. Aunque el Centro de Interpretación estaba cerrado cuando llegamos seguimos las indicaciones. Varios carteles señalizaban perfectamente las diferentes rutas que podíamos seguir.



Decidimos tomar la PR1 que señala el camino a seguir hasta la Lagoa de S. Pedro. Es una ruta corta de sólo 2 kilómetros, sin ninguna dificultad. Una larga pasarela de madera que pasa sobre el mismo humedal te facilita la ruta. Si te interesan las aves, existen unos puestos de observación de madera, en las mismas pasarelas. Desde estos puestos podrás avistar las aves sin perturbarlas en su hábitat.



Cuando hicimos el recorrido no nos encontramos a nadie. Recorrimos las pasarelas en silencio, impactados por la belleza natural del entorno.


No sé cómo estará en otras épocas del año, pero cuando fuimos nosotros, lucía un sol intenso, aunque es verdad que durante los días anteriores a nuestra visita había llovido mucho y la Lagoa estaba repleta de agua y, por tanto, en todo su esplendor.

sábado, 7 de marzo de 2015

Ecovias, en Ponte de Lima



Desde Ponte de Lima se accede con facilidad a una serie de senderos o rutas habilitadas que a lo largo de 70 kilómetros recorren río arriba y río abajo los márgenes o los estrechos caminos rurales paralelos al río Lima. Se les conoce como ecovias. Hay varias como la ecovía Troço de Fontão, o la de Vitorino das Dones, la de Refoios o la de Santa Cruz de Lima.



También kilómetros río arriba, en Ponte da Barca, puedes encuentrar ecovías. Estas ecovías transcurren entre espesa vegetación, viñas, riachuelos, bosques de eucaliptus o de árboles frutales. Se trata de rutas sencillas en las que para recorrerlas sólo necesitas ir bien calzado y tener ganas de caminar.
Recomiendo hacerlas sobre todo si te gusta la naturaleza y caminar. Todas ellas están bien señalizadas y no son nada dificultosas.