miércoles, 11 de junio de 2014

Santa Gertrudis, el rural chic


Desde nuestro alojamiento en Sant Llorenç de Balàfia nos acercamos hasta la población de Santa Gertrudis de Fruitera. La estrecha carretera que conduce hasta allí, atraviesa grandes áreas de fértiles campos de cultivo y zonas con frondosos pinares. Desde esta carretera contemplas una de las extensiones rurales más importantes de Ibiza. Al atardecer, la tierra rojiza contrasta fuertemente con el verde esmeralda de los árboles frutales y el potente azul del cielo ibicenco.



Santa Gertrudis es una localidad curiosa situada en el centro de la isla. Es tranquila, limpia, cuidada y bonita. Emite un aire de localidad residencial happy, happy. Los edificios parecen recién pintados. Las calles están impolutas. Los niños corretean por las calles peatonales. Se respira serenidad.


En la zona de la iglesia, se localiza una de las arterias principales de esta localidad. Una serie de bares y restaurantes hacen las delicias de los visitantes, que se sientan a tomar algo mientras contemplan el ir y venir de la gente que deambula por la zona.

Casi todos los días, al atardecer, nos sentábamos en el bar Es Cantó. Su ubicación nos parecía ideal, ya que se halla justo en el meollo, en una esquina de la calle peatonal y enfrente de la iglesia. Mejor localización imposible.



Por los alrededores se agrupan entretenidos bares, agradables restaurantes, surtidas tiendas y buenos comercios. En algunos de estos comercios encuentras la mejor artesanía de la isla. Objetos artesanales originales todos ellos muy chic.



Conviene resaltar el Forn Can Bufí, una gran fábrica panificadora que elabora la mayoría de los panes y los pasteles, ensaimadas, madalenas, crostes, cocas de pimientos, oreietas, flaons y etc. que se consumen en la isla. La factoría se halla en la carretera principal de Sant Miquel a Santa Gertrudis, pero sus productos se venden por toda Ibiza. De hecho, en Santa Gertrudis hay una pastelería que vende sólo los productos del Forn Can Bufí. Las cocas de pimientos calientes de allí bien valen el viaje y los flaons (aunque sean no aptos para aquellos preocupados por la ingesta de calorías) están muy ricos.


No hay comentarios: