miércoles, 10 de agosto de 2011

Creta

Creta esa gran desconocida. Pese a los miles de turistas que visitan cada año la isla mayor en extensión de Grecia, Creta sigue siendo un misterio. 

Repleta de Historia y de sucesos mitológicos ¿quién no conoce la historia de la lucha de Teseo y el Minotauro?


Rica en Historia, durante años ha sido anhelada por diferentes pueblos e imperios. Conquistada por los griegos, romanos, los sarracenos, los venecianos, los turcos. Pese a esas invasiones, Creta sigue orgullosa en su devenir histórico.


Tres grandes cadenas montañosas constituyen el eje central de la isla y la cercanía con el mar hace que las costas sean, en algunas zonas, abruptas y  recortadas.




La naturaleza ha sido generosa con la isla. La diversidad de paisajes posibilita que sea visitada por antagónicos turistas. Unos buscan los grandes hoteles frente a un bravo y limpio mar. Otros buscan el hilo de Ariadna, el hilo de la mitología, la historia y la cultura minóica.


Existe una Creta rural que atrae a un turista ávido de naturaleza pura, poca contaminada por el progreso. Esos turistas recorren la Garganta de Samaria o el Desfiladero de Therisso.




Personalmente en Creta encontré las mejores playas de arena blanca;  pequeñas calas  con cantos rodados de limpias aguas frías que tonifican el cuerpo como la playa de Afrata o la playa de Ravdouha; valles fértiles como el de Meskla y Zourvas; pequeños y sosegados pueblos rodeados de grandes olivares como el de Vlatos y Ano Vouves; ciudades de fuerte influencia veneciana como Chania y Rethimón; restos arqueológicos interesantes y bien conservados como la Villa de Festos, Knossos, Gortyna o las misteriosas cuevas de Matala (utilizadas en la época de influencia romana como lugar funerario); playas enormes, panorámicas de una belleza difícil de olvidar como la playa de Akoumia y Triopetra o Falasarna y cómo culminación de todo la comida cretense. Comida de sabor mediterráneo, en dónde el aceite de oliva, la miel, el queso, las verduras, el pescado y la fruta forman un tándem perfecto.


Tuve un presentimiento con Creta, pensé que podría gustarme, pero el viaje a Creta ha sido mucho mejor que lo que había imaginado.

4 comentarios:

Ольга dijo...

Estuve en Grecia con mi hermana por aquellos años del 94 cuando estábamos estudiando arte clásico en Historia del Arte. Visitamos Atenas y otros lugares pero no llegamos a ir a Creta. Supongo que será tu nuevo viaje espero ansiosa tus nuevas publicaciones. Grecia es un país que por su gente, su cultura, su gastronomía y por ser muy similares a los españoles me encanta. Besos veraniegos.

CarmeLa dijo...

Olga,
Sí, he estado en Creta.
Me ha encantado. Iba un poco sin saber que me encontraría. Se trata de un lugar que conjuga cultura, diversión, buenas playas, zonas rurales encantadoras y un concepto gastronómico puramente mediterráneo.
besos

Majô dijo...

Muita história da humanidade por estas terras !
beijos,
Majô

CarmeLa dijo...

Majô,
Creta tem história, gostosa comida e boas praias...
Bjs