sábado, 20 de agosto de 2011

Creta meridional

Creta es un lujo mediterráneo, un lujo para el viajero. Sólo hay que descubrir el diamante que esconde tanta roca.


Nosotros para encontrar ese diamante cogimos un vuelo directo de la compañía Vueling, sin escalas, de Barcelona a Heraklión. El vuelo tiene un horario pésimo, ya que opera de madrugada. La ventaja es que sólo son dos horas treinta minutos y por contra, es que sólo opera un vuelo a la semana y en verano.


Nuestra intención era la de conocer el centro sur y el oeste de la isla, por esa razón alquilamos un coche, en el mismo aeropuerto, para disfrutar de una mayor movilidad y pusimos rumbo al sur.





Nuestro primer alojamiento, el Pegasus Resort , está situado en el sur, en Agia Paraskevi. A sus pies el mar líbico y la playa de Triopetra. Detrás altos montes rocosos y poca vegetación.





Primera sorpresa al llegar a Creta: las distancias no son lo que parecen. La orografía intrincada de la isla dificulta mucho cualquier previsión sobre las distancias.



Segunda sorpresa: el hotel se localiza en la ladera de una agreste colina, en una zona árida, montañosa y alejado de la civilización. Al principio, nos desconcertó, pero al final resultó ser una ventaja fascinante.

4 comentarios:

Arthur dijo...

Ola Carmem, belíssimo lugar, repelto de história e atrações naturais! Parabéns pela indicação no VNV e Feliz 2012!

CarmeLa dijo...

Arthur obrigada pela visita.

Creta é uma ilha com lindas praias e bons sítios arqueológicos. Eu gostei dela (mas eu sempre gosto dos lugares que eu visito em minhas férias...)

Majô dijo...

Carmenzita, antes de mais nada Feliz 2012 !!
Que fotos lindas e que ilha paradisíaca :)

CarmeLa dijo...

Oi, Majô
Obrigada pela visita.
Creta é uma ilha linda!
Bjs