domingo, 14 de febrero de 2010

Laredo

Me fascina viajar en invierno a lugares de veraneo. Los pueblos costeros de la zona cántabra quedan prácticamente deshabitados. Eso le da un aire decadente y bucólico al lugar.
A algunas personas, ese vacio, les puede resultar inquietante. A mi me gusta. Las playas están casi desiertas. Te cruzas tan sólo con algún pescador o deportista.


La magia del lugar vacio, el silencio, la visibilidad del paisaje, las caminatas por la playa, me recargan las pilas para la vuelta a la ciudad y al trabajo.



Ese aspecto de vacio lo tiene Laredo en invierno.

 Laredo es la típica ciudad, del norte, de veraneo. En los meses de julio y agosto se llena. Grandes urbanizaciones de casas pareadas y altos edificios copan la primera línea de costa.




Laredo tiene un casco antiguo muy interesante, conocido como Puebla Vieja.

Puebla Vieja fue declarada Conjunto Histórico Artístico en el 1970. Este primitivo núcleo de Laredo tiene su origen en la Edad Media. Aún se puede ver una parte de su muralla medieval y su iglesia gótica: Santa María de la Asunción. Alrededor de ella se pueden contemplar una serie de edificios con fachadas de los siglos XVI y XVII.




En Laredo, también puedes disfrutar de una playa larguísima de arena fina y dorada en forma de lanza.
La playa es tan hermosa que puedes entender que se llene de gente los meses de verano.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Vaya fotos! ¿Es la cámara que conozco? Envidia cochina. RZ

CarmeLa dijo...

RZ,
Estas fotos están hechas con 2 cámaras diferentes. Gracias por visitarme.
salu2