martes, 11 de septiembre de 2007

Porto de Galinhas


Porto de Galinhas es la típica población costera. Cuando llegas parece un poco destartalada y caótica, pero se trata únicamente del impacto inicial.
.
Tras ese primer contacto, es una ciudad simpática y preparada para la diversión: multitud de bares y restaurantes y agencias de turismo que facilitan cualquier excursión, paseos en buggis, etc.
Por fortuna, los grandes edificios a pie de playa aún no han llegado. Eso permite disfrutar de una pequeña ciudad de costa preparada para acoger a muchos turistas.

En Porto Galinhas puedes disfrutar de uno de los espacios más impresionantes de bar-restaurante al aire libre.


En plena playa a pie de mar, chiringuitos con sillas playeras y parasoles, de colores intensos, sirven a los clientes bebidas y mariscos frescos.


La playa es larga, pero los chiringuitos están ubicados en un espacio relativamente pequeño justo delante de la zona de las "piscinas naturales". Estas "piscinas naturales" se forman tras la barrera coralina, cuando está la marea baja.



La gente espera hasta que la marea está muy baja y entonces alquila un pequeño barco con el fondo muy plano, llamado jangada, que les acerca hasta las piscinas naturales para poder bucear en ellas. Las piscinas están repletas de peces que quedan atrapados cuando baja la marea.


El bullicio y la animación es total, pero no se oyen gritos, cosa que sí ocurre en las playas del sur de Europa

Me sorprende mucho que los brasileños tomen el sol de pie o sentados, nunca los he visto extender una toalla para tomar el sol. Siempre que he observado a alguien tumbado sobre una toalla de playa es extranjero: portugués, español, italiano, francés, etc.


5 comentarios:

Meilin dijo...

Hola, Carmen, a mi no me gusta mucho Porto de Galinhas, pero si Maracaípe, una playa cerca poblada solamente por "coqueiros" y surfistas (je, je, je), pero alli no hay ninguna "infra-estrutura", solo playa selvaje.
A mi me gusta tomar sol en una toalla de playa (kanga), que es prte del "modelito" bikini, chinelo y kanga. Abrazos ;-)

CarmeLa dijo...

Meilin,
Cuando llegué a Porto de Galinhas me pareció un caos y no me gustó. Pero con el paso de los días cambié de opinión.
Es muy diferente a una playa española. No hay edificios altos, se come de maravilla en los restaurantes y puedes hacer muchas excursiones.
En temporada baja la playa está prácticamente desierta.
Así que al final me terminó gustando.

Otra cosa fue el tiempo, cada día llovió y no pude tomar el sol. Además el viento era muy fuerte y molestaba mucho.

Beijos e obrigada por la visita.

Diogo dijo...

Carmelita, un post casi todo en castellano en Los Destemperados!

Creo que vas a gustar mucho!

Besitos, Diogo

Rodrigo Purisch dijo...

Carmen,

Acho que tomar sol sentado ou em pé é algo mais do Nordeste, talvez porque nessas praias o comércio (barracas) são mais abundantes.

No sudeste, isso não ocorre tanto e se vê muitas "Kangas" pela praias.

um abraço

Anónimo dijo...

Meilin e Rodrigo,
Obrigada por la información de as "kangas".
Beijos.
Carmen