martes, 17 de diciembre de 2013

Hotel Villa de Biar

 

Biar es una localidad pequeña, con unos bonitos alrededores para realizar excursiones y un castillo bien conservado. El hotel Villa de Biar se halla en el centro neurálgico de esta localidad.



Se trata de un hotel pequeño y confortable. Las zonas comunes es el fuerte del hotel. Dispone de un jardín frondoso, con una piscina no muy grande, pero que se agradece en verano. El hotel también tiene habilitada una sala de musculación y una pequeña sauna. 
En las fechas en la que estuve alojada, la gran mayoría de clientes eran ingleses.


Las habitaciones son sencillas, pero cómodas y sin grandes lujos. De hecho, el mini bar es de pago.  
Para mí, lo peor fue el desayuno, con mucha bollería industrial, poca fruta y zumos todos ellos envasados. Incompresible, en un lugar dónde existen buenas panaderías y pastelerías en las que se elaboran pastas típicas de la zona y excelentes bizcochos. Además, Biar también cuenta con un afamado embutido y con muy buena fruta. No cuesta mucho contentar al cliente con productos típicos de la tierra.

No hay comentarios: