martes, 1 de febrero de 2011

Alojamiento en Galicia

Estuvimos alojados en distintos lugares, porque nuestro deseo era hacer ruta.

En Cariño, nos alojamos en el hotel Cabo Ortegal, un pequeño hotel localizado en el casco antiguo, muy cerca de la playa y del puerto. Las habitaciones no son muy amplias, pero resultan lo suficientemente cómodas, agradables y, por encima de todo, muy tranquilas. Por la noche ningún ruido perturba el sueño.

 
Vista desde mi habitación



El hotel procede de la reconstrucción de tres casas. En la zona, las casas son pequeñas. las típicas casas de pescadores. El hotel es sencillo, pero muy agradable, quizá sea la mejor elección de alojamiento en Cariño. Además, el dueño ayuda a que la estancia en su hotel sea placentera.

En la zona de la Mariña Lucense optamos por alojarnos cerca de Viveiro para, de esta manera, poder recorrer mejor esa área costera de Lugo. 
Nos alojamos en el hotel Ego en la playa de Area, a escasos 2 kilómetros del fascinante casco histórico de Viveiro.


El hotel está construido en lo alto de una colina, quedando a sus pies la bonita playa de Area. La situación del mismo es perfecta, para ir a la playa o hacer senderismo.


 


El hotel Ego dispone de amplias, confortables, limpias y funcionales habitaciones; con todo tipo de comodidades, caja fuerte, wifi libre, minibar, TV plana vía satélite y lo mejor de todo es que, por lo menos en las habitaciones en las que dormimos, de planta cuarta, la vista es magnífica.



Desde la cama de la propia habitación se podía contemplar la playa en forma de concha. Es una gozada ver amanecer desde la cama de la 403.


El hotel cuenta además con un centro de Spa. Puedes relajarte en él después de una larga caminata. 

Más tarde puedes tomar una ligera cena, en el restaurante del hotel, que la traen del excelente restaurante Nito, que está justo al lado y que pertenece a los mismos dueños del hotel.



Para conocer la zona de A Coruña, Betanzos y las rías de Ares y Mugardos decidimos que la mejor elección era pasar la noche en un hotel cercano a la capital.

Oleiros está enfrente de A Coruña. en la misma ría. Allí, en una zona semiresidencial, está ubicado el hotel   en el que pasamos nuestros últimos días en Galicia: el hotel Pazo do Río.




Dispone de 9 habitaciones en el propio Pazo, piscina, gimnasio, jardines, pistas de padel y 20 apartamentos construidos como bungalós independientes de una o varias habitaciones.




Los apartamentos son muy prácticos, con un diseño exterior moderno, estructura funcional y una calefacción excelente (cosa que se agradece mucho en un frío invierno).

       


      

Lo peor es la decoración interior de los apartamentos. Una decoración vulgar y sin ningún tipo de gracia, pero el apartamento cumple con el efectivo requisito de ser un alojamiento ideal para familias con hijos. Limpio práctico y con todo lo que necesitas para una estancia vacacional.


No hay comentarios: