viernes, 11 de febrero de 2011

San Andrés de Teixido


San Andrés de Teixido es un lugar de peregrinación y de romería. La pequeña aldea y el Santuario se localizan en una de las pendientes de los acantilados de la Serra de A Capelada.

.
Los pescadores y habitantes de la zona suelen acudir a principios de septiembre, en romería, porque según una leyenda popular gallega a San Andrés de Teixido "vai de morto que non foi de vivo".
.

Cuando llegas al Santuario te sorprende la sencillez del edificio. No esperas que un lugar de peregrinación sea tan sobrio, pero rápidamente esa simplicidad te seduce. La estructura de la iglesia es de un estilo gótico muy simple, con pocos elementos decorativos y de líneas depuradas. El arco triunfal, en la entrada lateral, es de tipo apuntado. La  torre-campanario fue construida más tarde en el siglo XVIII.


Según la tradición hay que llevar una piedra y depositarla en uno de los "amilladoiros" de la zona.  Otra costumbre es  la de beber agua de la fuente (actualmente el agua no es potable), pedir un deseo a San Andrés y echar en el agua una miga de pan. Si no se hunde atraeremos la buena suerte durante un año.

También es muy común, mientras se hace la romería, recolectar la hierba de enamorar (herba de namorar) que, según la leyenda, está indicada para solucionar problemas entre enamorados.
.
 


Merece la pena realizar el recorrido de la Costa Ártabra, de Cariño a Cedeira, por la carretera de la costa de la Serra de Capelada.

Disfruté muchísimo haciendo esta ruta. Parándome a contemplar los acantilados, algunos de ellos de más de 600 metros de altura  y además descubrir, emocionada, pequeñas capillas escondidas por el monte que no imaginabas que existieran, porque hasta llegar a san Andrés de Teixido una serie de pequeñas y humildes capillas jalonan el camino de romería. Algunas aparecen en los mapas, pero muchas otras no.




El paisaje es deslumbrante y la carretera tranquila (por lo menos en invierno). El único inconveniente es que pueden cruzar animales por la carretera; sobre todo caballos y vacas. Conviene, por tanto, conducir con precaución siempre, pero aquí mucho más.


2 comentarios:

Ольга dijo...

Es una zona preciosa, aún la recuerdo cuando la visité y como comentas los acantilados son impresionantes desde allí se ven los barcos chiquitines, apenas casi imperceptibles.
Es cierto a la hora de conducir tienes que ir con cuidado, se pueden cruzar caballos y vacas. Cuando estuve se nos cruzaron algunos caballos y las vacas campaban a su antojo.
A "San Andrés de Teixido se va de muerto a quien no fue de vivo", recuerdo el dicho así que como ya estuve no se si volveré en mi otra vida.
besos

CarmeLa dijo...

Conocer San Andrés de Teixido y toda esa zona fue una grata sorpresa. No me imaginaba un lugar tan poco explotado y tan bonito. Espero que siga igual durante muchos, muchos años.
besos