domingo, 21 de octubre de 2018

Lefkada y sus playas

Lefkada tiene un interior incontaminado, salpicado de pequeños y rústicos pueblos que entremezclan lo tradicional y sencillo, con exuberantes jardines y huertos y que hacen la delicia de los que amamos la naturaleza. Allí comprobamos que los árboles formaban parte del paisaje urbano y  atenúan el calor del verano. Lo advertimos en  nuestras visitas a Poros, Karya, Aspro, Eglouvi, Kolivata, Vafkeri, Syvros, Drimonas, Alexandros, Agios Petros y Athani. Siempre encontramos un lugar resguardado del sol, con un gran árbol que daba una buena sombra y que era ideal para sentarse a admirar o simplemente contemplar lo que te rodeaba. 






Pero Lefkada, además, tiene una costa que impresiona. De altos y agrestes acantilados o de playas en apacibles zonas costeras, dónde el mar entra sin hacer mucho ruido, como en Agios Ioannis.




Nos cautivaron muchas playas diferentes, entre ellas, como no, Porto Katsiki que está situada al oeste de la isla.




Porto Katsiki es una playa que corta el aliento. Impresiona muchísimo, por su belleza panorámica y salvaje.

La playa está rodeada de altos acantilados que mudan de color. Del blanco, blanquísimo, casi nacarado al tostado o al ocre-amarillento. Modifican su color, según le da el sol. Al ocaso con los reflejos dorados del sol, los blancos acantilados se transforman y tiñen a su vez las aguas del mar Jónico, dorándolas.



También, nos gustó mucho la playa de Kathisma. Una playa de pequeños guijarros que parecen sésamo sin tostar. Blancos pequeños y un poco alargados. En las fotos parece arena blanca, pero no, realmente está cubierta de guijarros pequeñísimos. Mejor que la arena, porque no se quedan pegados a la piel y se quitan en un momento.



Bajar a Kathisma no es tan complicado como bajar a la playa de Gialos beach o a Porto Katsiki. La carretera es un poco más ancha y no tiene tantas curvas cerradas. Aunque eso sí, casi todas estas playas del oeste, son de acceso complicado. Y todas tienen, por igual, el agua limpia y fría.

Otra de las playas que queríamos ver era la vecina de Porto Katsiki: Egremmi, pero en las fechas que nosotros estuvimos, por la zona, el acceso a la playa de Egremmi estaba cerrado por obras y no pudimos llegar hasta allí. Parte del acceso a la playa se había derrumbado.




Otra bonita playa es la de Agios Gialos o Gialos beach. No obstante, es complicadísimo arribar a ella desde Athani, porque la carretera es estrecha y muy empinada. Con curvas cerradas por las que debías circular muy atento y muy despacio.

Cuando llegas a la playa de Gialos beach aprecias rápidamente que tiene un suelo irregular, con algunas áreas de pequeños guijarros y otras de grandes piedras. Debes tener precaución al entrar al agua. Sin embargo, en seguida cubre y no importa que el fondo sea tan irregular, sencillamente, no lo tocas.




Otra de las muchas playas de Lefkada es Mikros Gialos. La playa está situada a los pies del pueblo de Poros, al sur de la isla. Es una playa cerrada con mucha vegetación y con un rico fondo marino de algas y plantas. Hay grandes zonas con posidonias.



Es bonita y apacible, pese a su fuerte ocupación, en verano. Aunque, es una ocupación familiar. Tranquila. Por las noches, no se oye ni un solo ruido. Seguro que, la gente acaba agotada de tanta playa y de la práctica de deportes marinos.

 


2 comentarios:

eva dijo...

Hola

gracias por tu post. ¿Se puede llegar en coche a Porto Kasitki? gracias

CarmeLa dijo...

Disculpa, Eva
No he visto tu correo hasta hoy.
Sí, se puede ir en coche, en bicicleta o en moto. La carretera es estrecha, pero hay un gran aparcamiento. El problema es que todo el mundo quiere ir a la misma hora y el parking se llena de coches.