miércoles, 2 de marzo de 2016

Vila Nova de Cerveira, insuperable

Ya sabíamos que ir de vacaciones a Portugal en invierno tiene sus desventajas, aunque también posee ventajas evidentes. La desventaja tiene que ver con la climatología - te arriesgas a la posibilidad de tener una lluvia abundante -. Las ventajas son muchas: que estamos prácticamente solos en los hoteles y restaurantes y, además, que podemos pasear sin las aglomeraciones típicas del verano. Algo muy agradable, la verdad.

 
Cuando llegamos a Vila Nova de Cerveira acababa de llover a cántaros. Hacia un viento infernal, pero logramos hacer todo el recorrido por el Castillo y el Pelourinho absolutamente en soledad y ¡sin lluvia!.



El centro histórico de Vila Nova de Cerveira está muy bien conservado. No es muy extenso, al contrario es recogido y bonito. Como también son muy bonitos los alrededores de la ciudad.
 
 
El Castillo de Vila Nova de Cerveira es del siglo XIV. Dispone de 8 torres de vigilancia y de una muralla muy bien conservada. Puedes acceder a él desde la Praça da Liberdade, como hicimos nosotros. En esta misma plaza, se halla la Igreja Matriz y la Casa Verde, palacio del siglo XIX.
 


En el centro histórico, además puedes ver la capela de Nossa Senhora da Ajuda y la Igreja da Misericórdia.
 
En los extramuros del Castillo, en las ruas de Costa Pereira y do Cais, las pequeñas casas de piedra tienen un cierto aire marino. Acorde, desde luego, con la fuerte presencia del río Minho en la vida cotidiana de los habitantes de Vila Nova de Cerveira.

En la orilla del río, puedes ver que han habilitado dos zonas diferentes para separar el puerto pesquero del deportivo.


 
Pasear por la orilla del río Minho es una gozada. Si tienes suerte y puedes ver un atardecer delante del río te quedarás asombrado de la bella imagen del reflejo del sol en el agua. Tal cual como en un gran espejo.
 

Cercanas al río, y en paralelo a él, han habilitado las ecopistas que son caminos trazados para recorrerlos andando, corriendo o en bicicleta. Es un espacio lúdico de lo más interesante. Limpio, familiar y cuidado.

 

Vila Nova de Cerveira dispone de las mejores infraestructuras que he visto en una pequeña ciudad. Con una buena red de carreteras que la unen con diferentes ciudades del norte de Portugal y con España. A Galicia se llega atravesando el puente internacional, Ponte da Amizade,  inaugurado en el 2014.
 
La ciudad se organiza a través de excelentes equipamientos, infraestructuras y servicios como el Pabellón del Estadio Municipal, la Piscina Municipal, la Pista de Atletismo, la Biblioteca Municipal, el Aquamuseu do Rio Minho, el Fórum Cultural, el Posto Naútico, varios Pabellones Multiusos, buenos centros escolares y el agradable parque acuático, Parque do Castelinho. Como aliciente añadido a esta ciudad existe una importante Universidad de Arquitectura y Urbanismo: la Escola Superior Gallaecia.



Vila Nova de Cerveira es una ciudad ideal tanto para el ocio, como para vivir en ella. Una ciudad habitable, cívica y plácida. Insuperable.

No hay comentarios: