sábado, 19 de marzo de 2016

Ares del Maestrat

Desde Morella por la carretera CV-12 llegamos a Ares del Maestrat o Ares del Maestre. No es una carretera muy ancha. Recorre una zona rural muy bonita del Sistema Ibérico. Puedes ver grandes rebaños de ovejas y cabras que cruzan la carretera de un lado al otro.



Teníamos ganas de conocer Ares del Maestrat, localidad del Alto Maestrat, catalogada como Bien de Interés Cultural desde 2012.

Su localización sobre un promontorio rocoso la hace especialmente atractiva. Se le considera el balcón del Maestrat y con razón. La visión de Ares desde la carretera es espectacular. Las casas parecen estar colgadas de la montaña. Ya que están suspendidas sobre roca viva.  


En la parte más alta se ubicaba un castillo, del que quedan únicamente ruinas. La situación privilegiada de Ares ha hecho que este habitada desde la Prehistoria. Aún se pueden ver pinturas rupestres en el Museu de la Cova. Estaba cerrado cuando llegamos por las fiestas patronales y no pudimos verlas.





Pero sí pudimos ver los restos del castillo. Castillo excavado en la roca y que está al aire libre. Hay restos íberos, romanos, musulmanes. En 1232, Jaume I lo conquista y lo cede a la Orden del Temple, aunque más tarde pasa a manos de la Orden de Montesa.



Desde esta gran mole que corona el espacio y desde las ruinas del antiguo Castillo de Ares la visión es de 360 grados. Una visión prácticamente aérea, de vértigo.




La población se estructura en calles paralelas al acantilado rocoso y a los pies del Castillo. Este pequeño enclave castellonense dispone de una pequeña, pero bien situada piscina climatizada, una tienda, una farmacia, bares y restaurantes, unos cuantos alojamientos, una oficina de Turismo -cerrada cuando llegamos al ser las fiestas patronales- y una buena y señalizada red de rutas de senderismo ideales para recorrer los alrededores.



No hay comentarios: