jueves, 26 de noviembre de 2015

Malindi Beach, en Ververonda


Malindi Beach es un pequeño hotel de playa. Se localiza a pocos metros del mar, en la playa de Ververonda. No esperes grandes lujos en este alojamiento pero eso sí, la ubicación no puede ser mejor.


La orientación de las habitaciones es al mar. Por eso las vistas son muy bonitas dado que se ven ambos lados de la silueta de la recortada costa de la Argólida.


La habitación es sencilla. Un poco descuidada, incluso. Sobre todo la grifería que estaba oxidada, pero el aire acondicionado era nuevo y silencioso, algo que se agradece. La cocina era diminuta, sin utensilios básicos. Únicamente un par de tazas y un par de vasos. Tuvimos que utilizar los platos de las tazas porque no habían otros. Daba una sensación de dejadez. Sin embargo, cuando abrías la ventana y veías las vistas, te reconciliabas con la habitación.


Es el típico alojamiento de playa en el que tienes que decidir si son más importantes sus ventajas o sus inconvenientes, porque lo realmente interesante de Grecia es que, en el mismo viaje,  puedes combinar alojamientos rústicos, sencillos y sin grandes comodidades con los hoteles de lujo, con servicio de habitaciones y la posibilidad de conseguir cualquier capricho razonable.



Para vivir el viaje de la mejor forma posible, conviene ser flexible y cambiar el chip para adaptarte mejor y disfrutar a fondo de lo mucho que ofrece al visitante este bello país. Excepto en los lugares más turísticos como son Mikonos, Santorini o Corfú en los que los turistas no son una novedad, sino algunas veces un incordio; en el resto de Grecia los turistas son una novedad, una fuente de ingresos y una posibilidad de desarrollo local.

jueves, 19 de noviembre de 2015

Ververonda beach


Ververonda o Ververonta es una playa cercana a Porto Heli. Como en esta zona no han construido muchas casas y hoteles, se mantiene bastante protegida. Sólo a ambos lados de la playa existen más construcciones.


Es una playa en forma de media luna, con guijaros y rocas planas en primera línea de playa, pero que a sólo unos metros mar adentro posee abundante arena fina. Los atardeceres son espectaculares y el agua limpia del mar cambia de color según pasan las horas. Es un espectaculo hipnotizador.



Es fácil aparcar allí. Ververonda es una playa tranquila y familiar que se localiza delante mismo de la omnipresente costa de Astros.



Es una playa típica mediterránea. Tranquila a primera hora de la mañana y a última de la tarde, pero bulliciosa y divertida el resto del día. 

En algunos tramos, hay chiringuitos, tumbonas y parasoles (algo esencial con el fuerte sol de verano, en Grecia). En uno de los lados de la playa hay una pequeña capilla blanca, casi tocando el mar.


Nosotros bajábamos a bañarnos al mar a primera hora de la mañana, desde el hotel Malindi beach que está en la misma playa Ververonda  A esa hora, sobre las 9 de la mañana no había nadie en la playa, así que podíamos escoger la tumbona y el parasol. Nos dábamos el primer baño matutino y caminábamos un poco por la orilla, antes de sentarnos a leer. Más o menos una hora más tarde, llegaban las familias. Desde los más pequeños hasta los abuelos o jubilados se metían en el agua para refrescarse y pasar la mañana jugando, nadando o simplemente charlando dentro del mar. Entonces la distración no era el libro que leíamos, sino los bañistas.

jueves, 12 de noviembre de 2015

Porto Heli, puerto natural

Después de pasar 10 días entre Elea, Plitra y Poulithra, pusimos rumbo a nuestro siguiente destino: Porto Heli. Queríamos tener una visión diferente del Peloponeso, ya que la zona de Elea, Plitra, Archangelos, Kyparissi y Poulithra es especialmente tranquila. Poco turística, muy auténtica y pacífica. Porto Heli es, como suponíamos, otra cosa. Es como otras ciudades turísticas mediterráneas. Un poco caótica y liosa. Sin ningún plan urbanístico claro.


Para llegar a Porto Heli recorrimos la recortada costa de la Arkadia hasta llegar a la planicie de Argos y Napflio. Seguimos hacia Epidauros y, tras atravesar las altas montañas de Mavrovouni que separan la zona de Napflio de la de Porto Heli, llegamos a nuestro destino en Porto Heli: la playa de Ververonda.


Escogimos esta playa porque aunque está muy cerca de Porto Heli, es muy calmada. Sobre todo por las noches y a primera hora de la mañana. Pese a su cercanía evidente de Porto Heli, la playa se mantiene semisalvaje. Encuentras allí pocas construcciones, solo unos pequeños y sencillos hoteles de playa de apenas dos plantas con pocas habitaciones. El nuestro era el Malindi beach. Después de instalarnos en el hotel, fuimos a dar una vuelta por Porto Heli.



Veníamos de estar prácticamente solos en las playas de Arkadia y Laconia y el barullo de la pequeña ciudad de Porto Heli nos asustó un poco y pensamos que no nos lo pasaríamos bien allí. Tremendo error: disfrutamos un montón de nuestra estancia en Porto Heli.

Desde luego, la ciudad de Porto Heli no es nuestro destino ideal pero cuenta con unos alrededores magníficos, una costa abrupta con grandes zonas arboladas y unas bonitas playas tanto hacía el norte, hacia Kilada con un paisaje más seco y duro, como hacia el sur, hacia Agios Aimilianos, en dónde el paisaje es más generoso y abunda la vegetación. Además, desde Porto Heli por Kosta (pequeño puerto a unos 6 kilómetros del centro de la ciudad) puedes ir a cualquier hora del día, en los ferrys o barcos-taxi, a las islas de Spteses o a Hydra. Incluso, hay ferries que llegan hasta Poros.



Porto Heli pertenece a la región o municipalidad de la Argólida. Está a 85 kilómetros de Nafplio y a unos 200 de Atenas.

Porto Heli es famoso, sobre todo por su puerto. Un puerto natural protegido del viento en el atracan un sinfín de barcos de todo tipo, desde los grandes yates y veleros a los más humildes barquitos. En la zona del puerto se localizan la mayoría de los alojamientos, de los bares y restaurantes. Cerca de la iglesia, la ciudad tiene una zona diminuta más antigua y menos turística y también más bonita.



Hay tiendas, bares, cafeterías, hoteles, farmacias y panaderías. Una muy famosa en la zona es la Drougas bakery. La gente de los barcos va a comprar el pan del día allí.


¿Quién nos iba a decir que nos lo pasaríamos tan bien por Porto Heli? y ¡sin tener barco propio!

jueves, 5 de noviembre de 2015

Restaurante Myrtoon

A veces tienes en mente idealizado un lugar, un restaurante o un hotel y cuando regresas a él te llevas una gran decepción, porque las expectativas que tenías no se cumplen.


Para nosotros volver a comer en Poulithra, en el restaurante Myrtoon, no nos decepciona nunca. Es un restaurante de playa que resulta muy cómodo porque sales del agua y ya lo tienes allí. Después de comer regresas a la playa, te tumbas en una hamaca y pides tu café. Así de simple.



En Myrtoon puedes pedir ensaladas, guisos griegos, croquetas, pescado o carne. Cualquier cosa por la que te inclines no te decepcionará, puede ser de tu gusto o no, pero se advierte rápidamente que antetodo buscan agradar al cliente.


Como la zona es famosa por sus berenjenas, siempre pedimos algún plato que esté elaborado con las famosas berenjenas de Leonidio.




No sé ya cuántas veces hemos ido a comer allí, pero desde luego que no lo hemos sublimado en absoluto. Es así. Un restaurante a pie de playa. Con un servicio excelente que busca en todo momento satisfacerte como cliente. Se sirve una comida casera griega y de calidad. El servicio es amable y rápido, aunque también respetan tu tiempo. Te sirven a tu ritmo, no al suyo.


Siempre estamos pensando en volver...