sábado, 22 de agosto de 2015

Regreso al Peloponeso

Para nosotros, volver al Peloponeso es regresar a la autenticidad. Descubrir esos pequeños pueblos rurales y costeros que se hallan dispersos por este territorio: Elea, Molai, Poulithra, Richea, Leonidio, Kosmas, Kilada, Archangelos, Iliakastro, Didima, Kounia, Plitra o Ermioni. Una tierra fértil aunque también agreste y dura.




Lugar de grandes contrastes entre el interior y la costa. También de inviernos fríos y calurosos veranos, en dónde de una forma u otra el viento de Methelmi siempre está presente.

.
Un territorio al que hemos vuelto -ya van unas cuantas veces- de la misma forma que uno regresa al hogar. Del que no nos cansamos, porque es intenso como la vida misma.



Regresar al Peloponeso es volver a sorprenderse de lo bien que se vive sin grandes ataduras.

Mirar el mar como si fuera la primera vez que lo ves. Contemplar ese océano de olivos que cubre una gran parte del Peloponeso.

Soñar con Esparta, Micenas, Menelao y los Argonautas, mientras pasas por las regiones de Lakonia, Arkadia o la Argólida.




Ver cómo transcurre el verano sin prisas, día a día, bajo la sombra de una estupenda higuera. Tomar café griego mientras observas con curiosidad la llegada a puerto de las pequeñas embarcaciones de pesca. Comer una extraordinaria sandía bajo la sombra de una parra.


Así que todo lo que me gusta lo reúne el Peloponeso ¿Cómo no amar un lugar tan genuino? Tan cercano a la vida misma. Tan lleno de historia y de mitología y a su vez tan próximo a la naturaleza.




Una tierra de roca como la Península de Mani, fértiles valles como los de Molai o de Esparta, de altas montañas como las del Taigetos o la del monte Parnon. De pueblos rurales o costeros como Elea, Leonidio, Asopos o Archangelos. De puertos tranquilos como el de Pounta, Ierakas o el de Kiparissi y de peñones repletos de historia y aventuras como el de Monemvasia. ¿Cómo no volver a un lugar así, tan mediterráneo?

Acabo de regresar y ya estoy pensando en volver y eso que no pretendía hacerlo...

2 comentarios:

Tony dijo...

¡Esperando ansiosos tus relatos del viaje! Besos para los dos.

CarmeLa dijo...

¡Hola Tony y Cecília! ¡Qué bien saber de vosotros!
Nosotros hemos pasado unas vacaciones muy buenas. Desconectados absolutamente de todo... Verdaderamente, ha sido una desconexión al 100%
Besos