miércoles, 15 de julio de 2015

Culla, firme baluarte


Culla se halla situada, en el Alt Maestrat, en plena sierra. Se accede por la carretera CV-15 y la comarcal CV-166. Ya desde la carretera se atisba el imponente perfil de Culla. La población está edificada sobre la cima de una montaña. Su situación es estratégica. La silueta de Culla desde la lejanía evoca a las fortalezas medievales. Orgulloso baluarte de un pasado lejano.



La orografía de la zona se caracteriza por grandes desniveles de picos altos y profundos barrancos. Toda la zona cuenta con una vegetación muy rica en alcornoques, pinos - tanto el rojo como el negro - , arces, tilos, robles, manzano silvestre y tejo. De hecho, a 4 kilómetros de Culla se halla la encina más grande de España. Está declarado como árbol monumental. Tiene 20 metros de altura y su tronco un contorno de 7 metros.



El casco urbano de Culla está a 1.121 metros sobre el nivel del mar. Desde el mirador de El Terrat en la parte vieja de la población se puede ver el pico más alto de la provincia, el Penyagolosa, de 1.814 metros de altitud y una panorámica espectacular de los campos que rodean Culla. Desde esta atalaya, se divisan los campos de olivos y almendros y los pequeños pueblos de los alrededores.



El casco antiguo de Culla, declarado Bien de Interés Cultural y Conjunto Histórico Artístico, está cuidado y rehabilitado. Sus estrechas callejuelas te trasladan a un pasado lejano cargado de historia y de tradición.

Aparcamos a la sombra, fuera del casco histórico. Era temprano por la mañana y fuera de temporada, Culla parecía desierto.

Las murallas que rodean el casco viejo se mantienen en perfecto estado de conservación. Parece increible por lo mucho que han pasado: el paso del tiempo, las inclemencias climatológicas y las guerras.



El recorrido que hicimos, por las estrechas callejuelas desiertas, tenia mucho de mágico. Disfrutamos contemplando las ruinas del antiguo castillo árabe del siglo XIII, con el edificio del Granero del Comendador - conocido actualmente como La Presó del siglo XIII y XIV - con la pequeña Plaça del Pardal, con lo que queda de las murallas y los torreones del siglo XIII, con Les Escaletes y Els Perxes, con el Antiguo Hospital del siglo XVII, aunque estaba cerrado, con la entrada a la ciudad por el Arco de la Porta Nova reconstruido en el siglo XVII y con toda la zona medieval que rodea la Iglesia de El Salvador. No llegamos a entrar al Museo, estaba cerrado.


No hay comentarios: