martes, 27 de enero de 2015

Casa Amarela, en Guimarães

Se trata de un típico restaurante que algunas noches se transforma en café teatro, para escuchar música en vivo o como local para hacer representacions diversas tales como lectura de poesía o representacions teatrales. También funciona como sala de exposiciones. Cuando lo visitamos había una exposición de fotografia muy interesante.


Nos decantamos por él debido a su cercanía con nuestro alojamiento y al Largo da Oliveira y también, como no, por estar abierto, ya que algunos restaurantes, localizados en el centro histórico, solo abren por las noches.



El local es muy agradable. Un edificio antiguo transformado y acondicionado para su uso público. Dispone de dos pisos. La planta baja funciona como restaurante, en la parte superior está habilitado como bar y también como café teatro.

Pedimos pulpo y ensalada. Mucho mejor el pulpo a Lagareiro que la ensalada vegetariana. Todo regado con un vinho verde de la casa. Nos pareció muy bueno, aunque era un vino sencillo. También, era fresco y suave y entraba muy bien con el tipo de comida que habíamos pedido.

No hay comentarios: