viernes, 29 de agosto de 2014

Arkadia, pacífica armonía

El nomó o región de Arkadia nos evoca el fantástico mito de la Arcadia.  Ese lugar mágico lejos de las guerras y de los horrores, en el que el hombre podía vivir en la más absoluta armonía con la naturaleza.


Arkadia se halla al sudoeste de Atenas en el Peloponeso. Desde Atenas, en busca de este lugar armónico pusimos rumbo a Leonidio. Por el camino, íbamos dejando atrás vestigios de la época de mayor esplendor griega. Nemeas, Argos, Tirinto, Micenas y Epidauro ¿quién no ha leído o estudiado algo que tenga que ver con esos evocadores lugares?

No me imaginaba cuando empezó el viaje que la antigua Arkadia existiese, realmente. Entre Astros y Kosmas, pasando por Neochori, Agios Andreas, Tyros, Pela Melana, Livadi, Pragmateftis, Leonido y Poulithra.
Toda esa área posiblemente sea uno de los lugares más fértiles y sosegados de todo el Peloponeso. La naturaleza es generosa en esta zona. Las altas montañas, en conjunción con la brisa marina, protegen y ayudan a la fertilidad de la tierra.


Aquí se puede comprobar sin ningún tipo de duda que los cultivos crecen sin problemas. Grandes extensiones de árboles frutales y cultivos típicos de la mejor huerta los encuentras sin problemas. Quizás esta fertilidad ha sido la causa principal de que las ¾ partes de los mitos griegos tengan su origen en la región de la Arcadia.


No hay comentarios: