viernes, 6 de junio de 2014

Comer en Ibiza

En Primavera, en Ibiza se come de maravilla dado que muchos de los restaurantes que cierran en invierno abren en esas fechas de nuevo sus puertas con la llegada de la nueva temporada.


En la isla, existen una gran cantidad de restaurantes de todo tipo, pero nosotros deseábamos comer lo que más nos gusta: las propuestas gastronómicas esencialmente mediterráneas. Como lo es la comida ibicenca, la cual se basa sobre todo en platos de pescado, ensaladas, legumbres, verduras y buena carne.




Previamente, busqué información para conocer los platos típicos de la isla: guisat de peix, sofrit pagès, borrida de rajada, frita de pulpo, orelletes, flaó y rubiols. No tuvimos oportunidad de comer el "bullit o guisat de peix", pero nos hinchamos a comer "frita de pulpo".  La primera frita de pulpo la tomamos en el bonito y tradicional restaurante Es Rebost de Can Prats, en sant Antoni de Portmany. Nuestra segunda frita de pulpo, en el restaurante Can Gat en la Cala de Sant Vicent.

Nos gustó especialmente la frita de pulpo de Can Gat. El restaurante está especializado en productos del mar. Se come bien y las vistas son muy agradables, ya que se localiza en el mismo paseo marítimo, a pie de playa. En verano, debe ser difícil hallar una mesa libre, pero nosotros no tuvimos ningún problema. La ocupación en la isla en esas fechas era más bien baja.

La mejor carne de cordero que probamos fue en los restaurantes: Es Pins y C'as Pagès.



Es Pins es un restaurante de carretera, que se localiza en Sant Llorenç de Balàfia.  También, es un restaurante de carretera C'as Pagès. Este último se localiza en la carretera de Sant Carles de Peralta. C'as Pagès tiene una terraza que es un verdadero vergel, sólo por estar en ella fresquitos, tras un día de playa, ya merece la pena ir hasta allí. Es un lugar muy agradable para tomar comida a la brasa. La verdura a la brasa, como la hacen allí, está deliciosa.


Nos llevamos a casa un buen recuerdo de los restaurantes que visitamos. Además, para la típica morriña postviajera, compramos unas delicosas sobrasadas y una gran tarta de Flaó. La tarta de Flaó la compramos, como no, en el Forn Can Bufí en Santa Gertrudis. El Flaó consiste en una tarta o pastel de queso de fresco ibizenco y en la parte superior de la misma se le añade hojas frescas de hierbabuena. Lo que le da un aroma fresco y delicado a la tarta.


En internet, encontré montañas de información sobre comida típica ibicenca y sobre los mejores restaurantes de la isla, pero sin duda la información más completa y la que me fue de más ayuda fue la que facilitó la página web: Ibiza 5 sentidos. La recomiendo encarecidamente dado que todos los consejos y recomendaciones que aporta son acertadísmos. Lo comprobamos in situ.

No hay comentarios: