sábado, 10 de mayo de 2014

Platges de Comte, la belleza lunar

Desde Sant Antoni de Portmany hasta la zona de Platges de Comte hay aproximadamente 12 kilómetros. La carretera local para llegar allí  es la PM-803.


Por esta estrecha carretera que bordea la costa se llega a las playas más famosas de ese área: Platges de Comte, Cala Bassa, Cala Codolar y Cala Tarida. Todas se hallan bien señalizadas. Más al sur de Cala Tarida, continúa la carretera de la costa y desde la cual accedes a un reguero de bonitas calas y playas. 



Cada cala o playa cuenta con su propia personalidad. Playa de Comte, por ejemplo, goza de un paisaje lunar difícil de olvidar. Delante de la playa principal está S'illa des Bosc i Sa Conillera. Dos pequeñas islas, aunque Sa Conillera es de un tamaño mucho mayor que el islote S'illa des Bosc. Toda esta zona está catalogada como Área Natural de Especial Interés.



Llegamos a Platges de Comte con Nieves, la amiga que nos recomendó no perdernos esas playas. Después de pasar con el coche por una tupida pineda, lo último que me imaginaba es que el paraje marino fuera tan singular.

  

La primera sorpresa al llegar a Platges de Comte es el espacio abierto, la segunda el fuerte contraste entre los tonos ocres de la tierra y el mar, y la tercera es la peculiar vegetación de la zona. Prácticamente, sólo hay una gran franja dunar en donde predomina el hinojo marino. Más allá de esa franja, un bosque de pinos y sabinas dan un poco de sombra, aunque se hallan bastante lejos del mar. Es mejor buscar la sombra de las sombrillas o parasoles que se pueden alquilar en la misma playa.



Una serie de chiringuitos a los que accedes andando, se localizan muy cerca de la zona de aparcamiento. Si aprieta el calor, estos bonitos y cuidados chiringuitos te hacen la estancia en la playa un poco más agradable, ya que en esa zona no existe prácticamente ninguna sombra. Además, todos cuentan con lavabos públicos algo que se agradece ya que en los alrededores sólo hay arena y agua.

No hay comentarios: