viernes, 30 de mayo de 2014

Descubriendo Portinatx

En sus origenes, la bahia de Portinatx fue un antiguo refugio de pescadores situado al norte de la isla, en la demarcación de Sant Joan de Labritja. Aún existe allí un pequeño varadero de barcas.


Actualmente, es un afamado lugar para el turismo familiar, sin duda debido a sus tranquilas calas y playas de aguas transparentes y poco profundas. Así son las playas de s'Arenal Petit i s'Arenal Gros. La mejor panorámica de esta costa se obtiene desde la Torre de Portinatx en Punta Marés, aunque desde cualquier punto de la bahía las vistas son excelentes.



Aparcamos el coche en s'Arenal Petit. Por un pequeño paseo de piedra accedimos a s'Arenal Gros. Las dos calas son tranquilas y bonitas. La verdad es que es difícil decidir cuál de las dos es más hermosa. En ambas, la arena es muy fina y de color claro, casi blanco y el agua poco profunda y de un color azul cristalino. La transparencia del agua es absolutamente evidente en las dos. Así que sólo es una cuestión de gustos. Eso sí, una es un poco más pequeña que la otra.
 


Nosotros nos relajamos en s'Arenal Gros porque en s'Arenal Petit había un edificio en construcción que estaba en obras y el ruido de las mismas nos molestaba. A mí me gustaron muchísimo las dos. No puedo decir que una sea mejor que la otra. Las dos merecen mucho la pena, sobre todo si no hace viento y el agua está calmada.

En las dos calas existen hoteles, apartamentos, restaurantes, supermercados y bares y uno puede imaginar que en verano esta placidez y relajación debe ser más difícil de conseguir. De todas formas, hasta aquí acude un turismo familiar y no el turismo de discoteca que busca diversión en Buda o Pachá.


Las urbanizaciones se extienden, entre extensos pinares,  sobre todo al norte de Portinatx, en dirección a Punta Galera. Como en el caso de Cas Mallorquí que se trata de una urbanización grande, pero que se halla medio oculta entre la vegetación. Esta urbanización rodea la pequeña y recogida playa de Cala des Portitxol.


En esta pequeña cala hay un puerto pequeño, un chiringuito, restaurantes, servicio de parasoles y de hamacas y hoteles en el margen izquierdo de la playa. En el margen derecho, no existen construcciones, porque este margen es mucho más agreste y escarpado sobre todo cerca de Punta Galera y hacia el Faro des Moscarter. Allí la profundidad del mar es mayor y hasta resulta peligroso bañarse.

 
La Punta des Moscarter es una zona de acantilados rocosos, de tonalidades grises, en el extremo más septentrional de Ibiza. Por esa razón se entiende perfectamente que justo allí se edificara un faro.

No hay comentarios: