viernes, 17 de mayo de 2013

Parador de turismo de Tortosa


La construcción que alberga el parador de turismo de Tortosa es una fortaleza que data del siglo X. Este conjunto arquitectónico, conocido como Castell de la Suda o de Sant Joan, ha experimentado grandes modificaciones a lo largo de los años. 


Localizada en lo alto de una colina, a sus pies se hallan la ciudad y el río Ebro. Su situación estratégica resulta perfecta para contemplar el fértil valle del Ebro.

 

La fortaleza se edificó sobre los restos de una antigua acrópolis romana. La fundación de la alcazaba o fortaleza es de época islámica y fue construida en el siglo X. De ese periodo, queda el basamento y el trazado y parte de las murallas. En época cristiana, se transformó en prisión, aunque más tarde se utilizó como alojamiento oficial de la Corte.



En los siglos XIV y XV se llevan a cabo reformas y se construye el Palacio Real. Desde entonces, ha sufrido importantes restructuraciones hasta llegar albergar el Parador de turismo de Tortosa.


Se trata de un parador al estilo de los antiguos paradores de turismo, un poco sombrío y con gran cantidad de muebles de época oscuros. La zona exterior del parador es tranquila. En donde se aprecia mejor esa tranquilad es en los jardines y en la terraza del bar del parador. Resulta muy agradable hacer ahí un alto en el camino y tomar algo.



No hay comentarios: