viernes, 19 de abril de 2013

Barcelona marítima


Si el día está despejado, dar una vuelta por el frente marítimo de Barcelona es una excelente propuesta. 
Desde el final de Las Ramblas, llegas caminando en un momento a la zona de playas de La Barceloneta. No está nada lejos. Además, si te gusta caminar, el paseo resulta muy entretenido. Eso sí, hay que procurar ir a primera hora, sobre todo los fines de semana y los festivos, para encontrar menos gente y poder pasear a buen ritmo. 
 
En el paseo, puedes sentarte en una terraza o en cualquier banco y observar el continuo  trajín de los turistas y de los habitantes de la ciudad que van de un lado a otro. 


 
Desde cualquier punto del puerto o de la zona del Maremagnum, las vistas del frente marino de Barcelona son muy bonitas. 
 

Si te cansas de caminar y te entra apetito, puedes comer o degustar unas tapas por la zona. 
 
Me gusta ir a la cervecería "El Vaso de oro", pero normalmente  está repleta y para poder sentarte en la barra hay que hacer cola. Tienes que tener muchas ganas de tomar una tapa o mucha paciencia.
 
Existen muchos restaurantes, por esta área marítima de la ciudad, en los que se puede comer bien. El veterano Can Solé Can Majó y el moderno Pez Vela o el Somorrostro.
 
Cerca de la playa, se puede comer en el famoso restaurante La Mar Salada, en el chiringuito el Gallito o en un pequeño y discreto restaurante con una cocina deliciosa a un precio muy competitivo como es el Nass restaurant.



Si el hambre te pilla por la zona del Maremagnum, también encontrarás buenos restaurantes como el Elx y el Martina's, aunque hay muchos más.



No hay comentarios: