miércoles, 20 de junio de 2012

Monasterio de San Clodio



Cerca de Leiro, en San Clodio y en plena comarca del vino Ribeiro, se localiza el Hotel Monumento de San Clodio

Llegamos a San Clodio desde Ribadavia, por una carretera estrecha con muchas curvas. El paisaje hasta allí tiene un componente rural muy fuerte. En ambos lados de la carretera se  observan las cuidadas viñas que darán paso al vino de denominación de origen Ribeiro. 

Durante el trayecto, un cálido sol de invierno nos acompañó hasta el monasterio. De pronto, sin previo aviso y tras una curva, aparece el Monasterio de San Clodio. Resulta muy fácil encontrarlo, además nosotros pudimos aparcar allí mismo cerca de la entrada al edificio. 


El Monasterio de San Clodio, actualmente convertido en hotel de 4 estrellas, es un monasterio no muy grande. Se halla  rodeado de viñedos y pastos. 

Su iglesia es de planta basilical, data del siglo XII, pero el resto de las construcciones son del siglo XVI, excepto la fachada principal que se edificó en el siglo XVIII. 

Se trata de una portada simple, sobria con una profunda impronta cistercense, ya que durante años este monasterio estuvo vinculado a la orden del Cister.


Este monasterio ha soportado bien el paso del tiempo, ya que conserva en buen estado sus dos claustros cuadrados. Uno de ellos con arcos de medio punto -el claustro de la Portería- y el otro con arcos de medio punto y finas columnas con capiteles -el claustro de las Procesiones-. 

En el centro del claustro de las Procesiones hay una sencilla fuente.  


El hotel es sobrio, pero la potencia del edificio y el magnífico paisaje hacen que sea un lugar especial y muy recomendable. Tan recomendable para una estancia romántica como para el simple descanso. 

Si no quieres alojarte en un monasterio, en San Clodio existen otras opciones de alojamientos. Algunas de ellas vinculadas a las bodegas de denominación de origen Ribeiro, como el hotel Casa de Doña Blanca o Viña Meín.

No hay comentarios: