miércoles, 4 de abril de 2012

Ribadavia



Después de darnos unos relajantes y terapéuticos baños en las Termas de Prexigueiro visitamos Ribadavia. Queríamos conocer su casco histórico y descubrir la fuerte impronta que la comunidad judío sefardí ha dejado en esta villa.



Desde carretera principal que atraviesa Ribadavia no se puede apreciar ni divisar su casco histórico. Para las personas que les gusta la arquitectura compensa hacer una parada y descubrir lo esencial de la arquitectura de la villa. Ésta surge justo a la vuelta de la esquina  como una realidad
Aparcamos cerca del Castillo de los Condes de Ribadavia porque allí mismo, en un lateral del castillo, empieza el casco histórico de la ciudad. Además, desde esa zona ya se puede ver una parte de la antigua muralla que rodeaba la ciudad. 


Una sección de este Castillo de los Condes de Ribadavia, la más antigua, se edificó en el siglo IX, aunque la mayor parte del edificio se construyó hacia mitad del siglo XV.



Deambular por la Plaza Mayor y por las calles adyacentes te hace retroceder en el tiempo, ya que una atmósfera enigmática te envuelve mientras recorres sus estrechos callejones. Esta irreal vuelta al pasado se debe a la buena conservación de una gran parte de su arquitectura medieval, renacentista y barroca.

Me gustó especialmente la Iglesia de Santiago del siglo XII. Su estructura arquitectónica es de una gran simplicidad pero las esculturas, capiteles, frontones y ornamentaciones están trabajados de una manera más compleja. Esto potencia fuertemente la expresividad plástica-religiosa de la iglesia. 


Hay muchas cosas para ver en Ribadavia. No sólo puedes pasear por su casco viejo, también es muy agradable, si hace buen tiempo, transitar por el camino rural paralelo al río Avia y que te lleva hasta más allá de la unión de dos ríos: Miño y Avia. La placidez del entorno es una verdadera cura para el estrés.




2 comentarios:

CASA GRIXO dijo...

Gracias Carmela por este articulo tan interesante de nuestra tierra y gracias por colaborar a dar a conocer un poquito mas esta parte de la galicia interior que queda por descubrir para muchos.
Un abrazo CASA GRIXO

CarmeLa dijo...

Galicia es todo un mundo. Tiene una costa espectacular y un interior insuperable.
Gracias por la visita