domingo, 25 de marzo de 2012

Chaves



En nuestra primera visita a la famosa ciudad portuguesa de Chaves descubrimos que posee un valioso y abundante patrimonio arquitectónico, además pudimos comprobar su estratégica situación geográfica; en un valle y bien comunicada.


Llegamos desde Verín por la antigua carretera y cruzamos el simbólico puesto fronterizo que separa Portugal y España. El paisaje es prácticamente el mismo, desde Verín hasta Chaves, pero la arquitectura de la parte portuguesa es diferente; enseguida adviertes el carácter genuinamente luso de la ornamentación y del diseño de sus edificios.  
Chaves es famosa desde la época de invasión romana. El puente romano de Aquae Flaviae se construyó en el año 100 aC. Éste une la ciudad dividida por el río Támega que llega desde la provincia de Ourense y desemboca en el Duero (Douro), no en el mar.





Si vas a Chaves, te aconsejo que no dejes de visitar el Largo del Pelourinho, la Torre do Castelo, la iglesia de Santa Maria la Mayor, el Palacio de los Duques de Bragança, la iglesia de la Misericórdia, la Capilla de Nossa Senhora do Loreto, la Torre del Homenaje y el Forte de San Francisco del siglo XVII. El Forte de San Francisco es actualmente un hotel, tipo Parador de Turismo. Desde este hotel, las panorámicas del valle son espectaculares.



Chaves es una ciudad tranquila, con zonas peatonales y buenos comercios. Compré un queso de oveja churra extraordinario y también un buen queso de vaca de la zona. Más tarde, me arrepentí de no comprar más y también de no haber adquirido otros embutidos típicos de allí.

Chaves dispone, además de un centro termal muy importante por la calidad y también por  la temperatura de sus aguas, las Termas de Chaves, que emergen del subsuelo a casi 70º. Es una excelente agua medicinal. Así que si estas por Ourense puedes acercarte hasta Chaves. Está cerca y la ciudad tiene muchas cosas que ofrecer al visitante.


Alojarse por la zona de Chaves: Quinta da Mata; Quinta de Santa Isabel; Quinta do Olival; Hotel Forte de Sao Francisco; Hotel Casino Chaves; Hotel Rural Casas Novas; Primavera Perfume Hotel, Vidago Hotel, Pedras Salgadas, Casa Fontes.

domingo, 18 de marzo de 2012

AC Hotel Vila de Allariz


Decidimos hospedarnos en Allariz y desde allí visitar Celanova, Maceda, Castro Caldelas, Verín y Chaves, en Portugal.
Queríamos un alojamiento pequeño en el centro de la población pero, en fechas navideñas, muchos alojamientos estaban completos o cerrados. 


También pensamos alojarnos en el hospedaxe Rosa Castelá, pero estaba lleno en las fechas que queríamos. El Pallabarro estaba cerrado y otros estaban ocupados. El AC Vila de Allariz tenía unas ofertas muy interesantes y su localización al lado del río y cerca del casco histórico nos hizo decantarnos por él.



Resultó ser una elección excelente. Es un hotel de 4 estrellas con amplias habitaciones.
Estábamos prácticamente solos en el hotel, con lo cual la tranquilidad era absoluta. El AC hotel Vila de Allariz es un hotel moderno de líneas simples, minimalista, pero acogedor. 
Todas las habitaciones disponen de servicio de minibar incluido en el precio de la habitación, con reproductor de DVD, tele plana, albornoz, revista de moda, sofá comodísimo y caja fuerte. Además, dispone de buenos productos de baño. La ropa de la cama es de algodón blanco. 

La limpieza de las habitaciones y zonas comunes es impecable. 

El hotel, también dispone, de una zona de Spa y gimnasio (no incluida en el precio de la habitación).  No le falta un detalle.



Las habitaciones de la planta baja cuentan con unas terrazas que se asoman al río y a un gran espacio de césped. Seguro que en verano resulta un lugar placentero para sentarse a leer.


En relación al desayuno, nosotros optamos por uno simple a la carta. Totalmente adecuado para el precio.



La excelente oferta de alojamiento que dispone Allariz y sus alrededores hacen que sea un  emplazamiento idóneo para una larga estancia. Puedes hacer muchas excursiones por la provincia de Ourense y la proximidad con el norte de Portugal es un aliciente más para tenerlo en cuenta.

Alojamientos: Torre Lombarda; A Palleira; Lar das Pias; O Portelo rural
Cerca de Allariz: La Rectoral de Ansemil;  Finca a Coutada; Casa Sabariz o Aldea Rural Couso Galán entre muchos otros.

lunes, 12 de marzo de 2012

O Remanso dos Patos




Reservé un par de habitaciones en O Remanso dos Patos dos meses antes de la fecha de nuestra llegada. Me decanté por este alojamiento por su localización, cercana al cruce de la carretera que va desde Ourense a Monforte de Lemos, Chantada y Lugo. Además, desde allí podíamos hacer excursiones a Luintra, Parada de Sil y acercarnos hasta el Monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil. 
También, tuve presente las buenas críticas que tenía el alojamiento.



El alojamiento es adecuado; coqueto aunque sin grandes lujos, ni sorpresas. Para mí, resulta correcto como alojamiento para la primavera, el verano y otoño, pero no en invierno. Considero que  no está lo suficientemente acondicionado para los meses más fríos. Como muestra he de decir que nuestra habitación no se calentó hasta pasadas ¡8 horas!


En la otra habitación se tuvo que poner un calefactor de refuerzo. Eso sí, se calentó rápidamente, quizás por lo reducido de su espacio. 
Otro inconveniente que presenta el alojamiento en invierno es que la luz de las mesitas de noche es muy tenue y prácticamente es imposible leer. Este detalle, en época invernal, resulta crucial cuando necesitas recogerte en tu habitación a una hora temprana, dado que a las 5 de la tarde ya es de noche.


Eso sí, desde la galería del segundo piso se divisaba una buena vista del Miño. 
Seguramente en primavera y verano debe ser un lugar perfecto para avistar el fluir del río o simplemente para contemplar las puestas del sol. 


viernes, 2 de marzo de 2012

Allariz


En diciembre, estuve en  Allariz. Por lo que pude ver, Allariz es una ciudad calmada, relajada y plácida. No sé cómo será en otras fechas, pero en invierno la ciudad respira quietud. El río Arnoia la cruza y da un aire melancólico a la ciudad. 
Posiblemente en parte se deba al paseo o alameda de altos árboles que bordea los márgenes del río. Un espacio tranquilo para poder pasear, sentarse a leer en uno de los bancos de piedra, hacer deporte o, simplemente, para relajar la mente mientras contemplas el discurrir del río.
Justo al final del paseo se encuentra el antiguo puente de Vilanova que une ambas orillas del río Arnoia. 


La ciudad está adaptada para que el ciudadano se encuentre allí lo mejor posible. Allariz es una ciudad de dimensión no muy grande, limpia, bien conservada y con buenos equipamientos municipales.
Allariz dispone de una piscina climatizada, también de lugares para el ocio y el deporte, además de buenas escuelas y espacios multiculturales que facilitan a la ciudadanía el encuentro y el diálogo.


La villa conserva en muy buen estado un casco antiguo monumental. Desde 1971, su casco viejo está declarado como Conjunto Histórico Artístico. Los monumentos que puedes visitar son muchos, entre ellos el Monasterio de Santa Clara, la Iglesia de Santiago, la Iglesia de San BenitoCasa Castro-Oxea o el Pazo de los Enríquez.
Las calles del centro están empedradas ya sea con grandes bloques o losas de piedras rectangulares, o con pequeños adoquines, también de piedra. Allí se sitúan muchos comercios, bares, alojamientos y restaurantes.






Además como incentivo añadido para visitar la ciudad están las tiendas outlet.
Situadas, la gran mayoría, en el casco viejo, sirven como reclamo para visitar la ciudad; una ciudad que por sí sola ya logra generar un verdadero interés. En estas tiendas se vende ropa y complementos de marca. Allí puedes encontrar, entre otras, las de: Verino, Dutti, Pernas, Schlesser, Adolfo Domínguez, Star o Titto Bluni.