martes, 22 de febrero de 2011

Ortigueira

Ortiguerira se localiza en la comarca de Ortegal. Conocida como la comarca secreta. No me extraña se la conozca como la comarca secreta, ya que se trata de una área geográfica poco conocida, con una paisaje inconfundible, enigmático y siempre sorprendente.
.

Esta comarca se distingue por ser un espacio geográfico de  gran diversidad y con grandes contrastes. Encuentras rías, puertos escondidos, ensenadas, playas, lagunas, humedales, verdes prados, bosques de eucaliptus y acantilados de vértigo, como los de Ortegal o Loiba.


Ortiguerira es una de las poblaciones con mayor número de habitantes de la comarca. Es conocida por su Festival Celta de Ortigueira. El festival celta es una fiesta declarada de interés turístico internacional. 


La localidad de Ortigueira no es muy grande, pero dispone de todo lo que se necesita para vivir con comodidad. Tiene excelentes zonas recreativas, buenas instalaciones deportivas, una piscina climatizada municipal y una bonita biblioteca -edificada en el año 1909 y de estilo modernista-.  Posee, además, de una zona de ocio y comercial emplazada en una área de nueva construcción.

En dónde se localiza la parte más antigua de Ortigueira es en el barrio do Porto. Allí  las calles son estrechas y casas no muy grandes, al estilo marinero,  construidas alrededor de la Praciña dos Anxos.
.

Desde Ortigueira se pueden hacer muchas excursiones. De visita obligada es la playa de Ladrido y la Concha de Espasante.


Además, si te gusta caminar puedes recorrer el sendero que va desde Ortigueira hasta la gran playa de Morouzos. Aconsejo hacer esta ruta, porque bordea la costa y la vista es especialmente bonita. Además si te cansas, puedes sentarte en cualquiera de los bancos de madera que hay en el camino.
 

viernes, 11 de febrero de 2011

San Andrés de Teixido


San Andrés de Teixido es un lugar de peregrinación y de romería. La pequeña aldea y el Santuario se localizan en una de las pendientes de los acantilados de la Serra de A Capelada.

.
Los pescadores y habitantes de la zona suelen acudir a principios de septiembre, en romería, porque según una leyenda popular gallega a San Andrés de Teixido "vai de morto que non foi de vivo".
.

Cuando llegas al Santuario te sorprende la sencillez del edificio. No esperas que un lugar de peregrinación sea tan sobrio, pero rápidamente esa simplicidad te seduce. La estructura de la iglesia es de un estilo gótico muy simple, con pocos elementos decorativos y de líneas depuradas. El arco triunfal, en la entrada lateral, es de tipo apuntado. La  torre-campanario fue construida más tarde en el siglo XVIII.


Según la tradición hay que llevar una piedra y depositarla en uno de los "amilladoiros" de la zona.  Otra costumbre es  la de beber agua de la fuente (actualmente el agua no es potable), pedir un deseo a San Andrés y echar en el agua una miga de pan. Si no se hunde atraeremos la buena suerte durante un año.

También es muy común, mientras se hace la romería, recolectar la hierba de enamorar (herba de namorar) que, según la leyenda, está indicada para solucionar problemas entre enamorados.
.
 


Merece la pena realizar el recorrido de la Costa Ártabra, de Cariño a Cedeira, por la carretera de la costa de la Serra de Capelada.



Disfruté muchísimo haciendo esta ruta. Parándome a contemplar los acantilados, algunos de ellos de más de 600 metros de altura  y además descubrir, emocionada, pequeñas capillas escondidas por el monte que no imaginabas que existieran, porque hasta llegar a san Andrés de Teixido una serie de pequeñas y humildes capillas jalonan el camino de romería. Algunas aparecen en los mapas, pero muchas otras no. 



El paisaje es deslumbrante y la carretera tranquila (por lo menos en invierno). El único inconveniente es que pueden cruzar animales por la carretera; sobre todo caballos y vacas. Conviene, por tanto, conducir con precaución siempre, pero aquí mucho más.


martes, 1 de febrero de 2011

Alojamiento en Galicia

Estuvimos alojados en distintos lugares, porque nuestro deseo era hacer ruta.

En Cariño, nos alojamos en el hotel Cabo Ortegal, un pequeño hotel localizado en el casco antiguo, muy cerca de la playa y del puerto. Las habitaciones no son muy amplias, pero resultan lo suficientemente cómodas, agradables y, por encima de todo, muy tranquilas. Por la noche ningún ruido perturba el sueño.

 
Vista desde mi habitación



El hotel procede de la reconstrucción de tres casas. En la zona, las casas son pequeñas. las típicas casas de pescadores. El hotel es sencillo, pero muy agradable, quizá sea la mejor elección de alojamiento en Cariño. Además, el dueño ayuda a que la estancia en su hotel sea placentera.

En la zona de la Mariña Lucense optamos por alojarnos cerca de Viveiro para, de esta manera, poder recorrer mejor esa área costera de Lugo. 
Nos alojamos en el hotel Ego en la playa de Area, a escasos 2 kilómetros del fascinante casco histórico de Viveiro.


El hotel está construido en lo alto de una colina, quedando a sus pies la bonita playa de Area. La situación del mismo es perfecta, para ir a la playa o hacer senderismo.


El hotel Ego dispone de amplias, confortables, limpias y funcionales habitaciones; con todo tipo de comodidades, caja fuerte, wifi libre, minibar, TV plana vía satélite y lo mejor de todo es que, por lo menos en las habitaciones en las que dormimos, de planta cuarta, la vista es magnífica.


Desde la cama de la propia habitación se podía contemplar la playa en forma de concha. Es una gozada ver amanecer desde la cama de la 403.


El hotel cuenta además con un centro de Spa. Puedes relajarte en él después de una larga caminata. 

Más tarde puedes tomar una ligera cena, en el restaurante del hotel, que la traen del excelente restaurante Nito, que está justo al lado y que pertenece a los mismos dueños del hotel.


Para conocer la zona de A Coruña, Betanzos y las rías de Ares y Mugardos decidimos que la mejor elección era pasar la noche en un hotel cercano a la capital.

Oleiros está enfrente de A Coruña. en la misma ría. Allí, en una zona semiresidencial, está ubicado el hotel   en el que pasamos nuestros últimos días en Galicia: el hotel Pazo do Río.


Dispone de 9 habitaciones en el propio Pazo, piscina, gimnasio, jardines, pistas de padel y 20 apartamentos construidos como bungalós independientes de una o varias habitaciones.


Los apartamentos son muy prácticos, con un diseño exterior moderno, estructura funcional y una calefacción excelente (cosa que se agradece mucho en un frío invierno).

         

Lo peor es la decoración interior de los apartamentos. Una decoración vulgar y sin ningún tipo de gracia, pero el apartamento cumple con el efectivo requisito de ser un alojamiento ideal para familias con hijos. Limpio práctico y con todo lo que necesitas para una estancia vacacional.