miércoles, 1 de diciembre de 2010

Mirambel

Mirambel es una ciudad amurallada, de la provincia de Teruel,  con un fuerte sabor medieval.  Esto se debe a que estuvo vinculada durante muchos años a la Orden del Temple y más tarde a la Orden Hospitalaria, ambas órdenes medievales. 


Fue tierra de frontera durante siglos. Más tarde se repobló y se asentaron estas dos órdenes religiosas-militares. Mirambel también fue un importante enclave en las guerras carlistas.



Todo la población respira monumentalidad. Parece que se haya detenido el tiempo. Conserva grandes palacios renacentistas. 

 

La excelente conservación de muchos de ellos es asombrosa como la del Palacio Casa de Aliaga o Casa Castellot.
Los edificios en su gran mayoría son de líneas sencillas de una gran pureza formal.
Una de las construcciones más famosas es el Portal de las Monjas. Puerta-entrada ubicada en la muralla de Mirambel.



Seguramente, Mirambel se mantiene intacta, desde hace siglos, por la dificultad que supone llegar hasta  allí. El trazado de las carreteras es estrecho. Se halla, además, rodeada de altas montañas de orografía complicada y con pueblos vecinos de pocos habitantes. Su emplazamiento mantiene a Mirambel detenida en el tiempo.


No hay comentarios: