jueves, 30 de diciembre de 2010

El Parador de Turismo de Alcañíz


Alcañíz es una población que ha crecido mucho, en pocos años, aunque mantiene bien cuidada una parte de su patrimonio arquitectónico. Está situada en el Bajo Aragón, en el Maestrazgo turolense. 
Nos acercamos a Alcañíz para conocer su castillo calatravo. Actualmente el  castillo pertenece  a la red de   Paradores de Turismo. El castillo sirvió originalmente de defensa y en el año 1179 se convirtió en la sede de la Orden Calatrava.


Se trata de un edificio construido en la zona más alta de una colina. Su localización es especialmente estratégica; a sus pies se divisa toda la ciudad.


El castillo ha sufrido diferentes renovaciones a lo largo del tiempo, pero aún conserva elementos medievales como la Torre del Homenaje y unos murales góticos. 


La portada de estilo Barroco acentúa, más si cabe, la teatralidad del edificio.


Si visitáis Alcañiz y tenéis que comer por la zona. Recomiendo especialmente el restaurante Meseguer . Nosotros  comimos  muy bien allí. 
El Meseguer es un restaurante limpio, cómodo y moderno. Buena cocina de calidad, con una carta muy completa y un menú que merece la pena probar.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Rubielos de Mora

Rubielos de Mora, localidad de unos 700 habitantes, es vecina de la monumental villa de Mora de Rubielos. Ambas poblaciones pertenecen a la provincia de Teruel y se encuentran enclavadas en la Sierra Gúdar-Javalambre.


Rubielos de Mora está a unos 929 metros de altura y rodeada de altos puertos de montaña, como el de Valdelinares. El pico más alto es el de Peñarroya que alcanza los 2028 metros de altura. Por esa razón es común que nieve en invierno.


Paseando por su casco antiguo veréis edificios civiles góticos, renacentistas, barrocos y hasta modernistas. Algunos  de ellos verdaderas joyas arquitectónicas, como los palacios rurales de la Casa Consistorial, casas hidalgas como la de los Marqueses de Villasegura o la de los Condes de Creixell.

 
De la antigua muralla de Rubielos de Mora quedan en pie dos puertas-torre: la de San Antonio y la del Carmen ambas del siglo XIV.



El enclave privilegiado de la villa, entre puertos de montaña, hace que visitar Rubielos de Mora tenga un aliciente añadido al cultural.

Cualquier amante la la naturaleza disfruta del paisaje de la Sierra de Gúdar. En otoño o primavera puedes hacer largas excursiones.

Pude comprovar, en una de éstas excursiones, que en algunas zonas se están construyendo una gran cantidad de casas adosadas. Éstas surgen, como por arte de magia, cerca de las pistas de esquí. Estás contemplando naturaleza en estado puro y de pronto te topas con una montaña de ladrillo. Realmente indignante.


En esta zona del Maestrazgo, hay diferentes tipos de alojamientos. Puedes encontrar  hoteles, apartamentos rurales, casas rurales, hostales.


Aquí tenéis algunas webs de alojamientos por la zona, aunque hay muchos más:

http://www.casaelzorro.es/
http://www.latrufanegra.com/
http://www.losleones.info/
http://www.consolacion.com.es/
http://www.casonadelajimez.com/
http://www.posadadeladarve.com/
http://www.laposadadeberge.com/
http://www.masdelaserra.com/
http://www.torredelvisco.com/
http://www.lafondadelaestacion.com/
http://www.hotelcresol.com/
http://www.lalqueria.net/
http://www.lamoradadelcura.es/
http://www.hospederiaallepuz.es/

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Mirambel

Mirambel es una ciudad amurallada, de la provincia de Teruel,  con un fuerte sabor medieval.  Esto se debe a que estuvo vinculada durante muchos años a la Orden del Temple y más tarde a la Orden Hospitalaria, ambas órdenes medievales. 


Fue tierra de frontera durante siglos. Más tarde se repobló y se asentaron estas dos órdenes religiosas-militares. Mirambel también fue un importante enclave en las guerras carlistas.


Todo la población respira monumentalidad. Parece que se haya detenido el tiempo. Conserva grandes palacios renacentistas. 


La excelente conservación de muchos de ellos es asombrosa como la del Palacio Casa de Aliaga o Casa Castellot.


Los edificios en su gran mayoría son de líneas sencillas de una gran pureza formal.
Una de las construcciones más famosas es el Portal de las Monjas. Puerta-entrada ubicada en la muralla de Mirambel.


Seguramente, Mirambel se mantiene intacta, desde hace siglos, por la dificultad que supone llegar hasta  allí. El trazado de las carreteras es estrecho. Se halla, además, rodeada de altas montañas de orografía complicada y con pueblos vecinos de pocos habitantes. Su emplazamiento mantiene a Mirambel detenida en el tiempo.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Playa del Carmen





Playa del Carmen no deja indiferente. Para algunas personas es, simplemente, un lugar turístico carente de estilo. Para otras, un punto de visita obligada.

La calle 5 Avenida concentra una gran cantidad de turistas que esencialmente acuden a comprar  a alguna de sus muchas tiendas y/o a tomar una margarita helada o una cerveza fría en uno de los innumerables bares o restaurantes que hay a lo largo de la calle. Esta avenida está diseñada para pasear, relajarte, tomar alguna cosa y comprar.


Si vas a Playa es fácil analizar los motivos de por qué gusta o no la ciudad. 

Gusta porque tiene una magnífica playa de arena blanca con el mar azul turquesa. Desde Playa parten los barcos que van a isla de Cozumel, uno de los lugares más reseñables del mundo para hacer buceo. Es un lugar relajado, pero también tiene ambiente y diversión. Allí te sientes turista, de verdad. Turista de playa y cerveza y si te agrada eso, allí te sentirás muy bien.




 
Los motivos del porqué no gusta la ciudad van justamente en la misma dirección: existe una densidad de turistas enorme y porque, además,  posee un aire que recuerda a cualquier otra ciudad turística del mundo. Si lo analizas fríamente llega un punto que no sabes si estás en Benidorm, Marbella, Lloret de Mar o Playa del Carmen.
 

  

miércoles, 10 de noviembre de 2010

El cielo en Holbox

Si tuviera que elegir entre lo que más me gustó de la Isla Holbox destacaría el cielo.
 
 

Nunca antes había mirado tanto el firmamento. 
En Holbox el cielo está presente de forma mayúscula. Las nubes, los atardeceres, las tormentas y las aves surcando el cielo. Simplemente inolvidable.

Las fotos de los atardeceres, por ejemplo, corresponden a días diferentes. Cada día mirar el horizonte suponía una emoción sensitiva distinta. No sabría decir cuál de todos los atardeceres que contemplé fue el mejor. Cada día te sorprendía el cielo de Holbox  por lo novedoso.