martes, 30 de diciembre de 2008

Cantabria empezando por Pechón

Nuestro viaje a Cantabria comenzó por la parte más Occidental de la costa, justo en la frontera con Asturias.



Nos alojamos, durante unos días, en el pueblo de Pechón, para poder hacer rutas y ver su costa escarpada.
También, para poder conocer las rías formadas por la desembocadura de los ríos Deva y Nansa, que delimitan Pechón, al este y al oeste. Además desde allí se puede acceder a la parte cántabra de los Picos de Europa y visitar, de camino, la cueva del Soplao. La cueva es maravillosa y su ubicación física merece una parada. En invierno encuentras pocos visitantes.




Pechón es un tranquilo pueblo costero, totalmente rural en invierno y con animación turística en verano. Su situación es muy peculiar ya que está sobre una zona de acantilados entre las rías Tinamayor y Tinamenor


.
El pueblo, de acceso complicado, se mantiene perfectamente protegido de las grandes edificaciones de otras zonas costeras.
Llegar a las playas o calas desde Pechón es una aventura, porque los caminos son dificultosos. Suelen ser senderos inclinados, rampas o declives pronunciados. Las playas son calas pequeñas que se forman en la bajamar y que con la marea alta desaparecen.

Existen miradores para poder ver el espectáculo visual de las rías y el mar. http://www.cantabriarural.com/