sábado, 22 de noviembre de 2008

Maricao Forest


Maricao Forest resultó ser un grato descubrimiento.
.



Nos dirigimos a Maricao desde Añasco a través de estrechas carreteras secundarias hasta alcanzar la carretera conocida como Ruta Panorámica, que transcurre y recorre diferentes bosques y montañas y que atraviesa la isla de Este a Oeste.




El pueblo de Maricao ubicado en el centro neurálgico del Bosque es una pequeña y tranquila población, con bonitos alrededores por los que se pueden realizar excursiones muy interesantes.
Desde allí llegas por senderos hasta el salto o cascada Curet.



Salto Curet
El bosque es de una diversidad asombrosa. Los bambús alcanzan alturas de vértigo y puedes distinguir distintas clases de helechos. Una excursión por el bosque puede ser una experiencia muy gratificante y altamente recomendable para un botánico.

Las precipitaciones en esta área son abundantes. Aquí nacen los ríos Guanajibo y Río Añasco. Todo ello, las altas precipitaciones y la abundancia de agua dulce, ha  favorecido una rica vegetación, con más de 157 especies arbóreas.



 

Mientras visitas este bosque, también, puedes acercarte a la Gruta de San Juan Bautista y al Vivero de Maricao. Gracias a este vivero se consigue repoblar, con peces de aguas cálidas, los ríos y lagos portorriqueños. 
.



Vivero de Maricao

Por lo que yo pude ver, la zona de Maricao no está preparada en absoluto para un turismo de masa. La llegada de cualquier turista es un acontecimiento especial en la zona.