domingo, 21 de septiembre de 2008

Puerto Rico

Cabo Rojo Wildlife Refuge



   

La gran sorpresa del viaje es la tremenda riqueza ecológica de la isla. Sin duda, mucho más variada de lo inicialmente pensamos. Nos recuerda a Costa Rica, pero sin volcanes y con un sabor caribeño-isleño que remite a Cuba, aunque de diferente forma. Los bosques llegan prácticamente al mar. La biodiversidad resulta extraordinaria.





El Cocal

Encontramos playas espectaculares, unas muy salvajes otras más domesticadas dentro de los denominados balnearios (zonas protegidas, gestionada por CPNPR -Parques Nacionales de Puerto Rico- muy populares entre los portorriqueños, con parking, aseos y servicio de limpieza).
.


En los pueblos costeros el eje central lo constituye la carretera principal donde se agrupan la mayoría de los comercios, bares, talleres mecánicos, panaderías, restaurantes y gasolineras. Recuerda un poco a las pequeñas ciudades estadounidenses con zonas residenciales y zonas comerciales, sin lugares para pasear dentro del pueblo y donde coger el coche para desplazarse se convierte en algo imprescindible.

2 comentarios:

FILIGRANA dijo...

Carmen, que paisagens e praias lindas !! Poucas pessoas pelo que parece.
A 1a foto está linda em preto e branco.
beijos,
Majô

CarmeLa dijo...

Majô
Havia poucas pessoas em as praias durante a semana, mas o fim de semana havia mais.
A 1a foto não é em branco e preto. Está tirada a entardecer. Tem cores, mas não aparecem...
Beijos e muito obrigada pela visita.