domingo, 31 de agosto de 2008

Mi viaje a Puerto Rico


Cuando planifiqué mi viaje a Puerto Rico no tuve en cuenta los imprevistos ni calculé, que a pesar de que entre un lugar y otro no habían muchos kilómetros, las dificultades que me podría encontrar. Además, el tiempo se me echó encima sin ni siquiera poder conocer la parte histórica de San Juan de Puerto Rico. No vi el Morro, ni la Fortaleza, ni sus peculiares calles coloniales. No pude ejercer de turista entre las callejuelas del viejo San Juan, porque no tuve tiempo, literalmente, de ver ni la mitad de lo que tenía previsto.

Las dimensiones de Puerto Rico engañan. No hablamos de una isla pequeña. Es grande y extraordinaria en recursos naturales.




Posee bosques secos y húmedos como el de Guánica Dry Forest y El Yunque National Forest.
.

En Puerto Rico encuentras: bosques con una variedad vegetal increíble, con bambús enormes, orquídeas, grandes helechos, palmeras y árboles de todo tipo, ríos, cayos, bahías bioluminiscentes, manglares, lagos y muchas montañas.
      

Si piensas sólo en playas caribeñas, te equivocas de isla. Puerto Rico es mucho más. Recomiendo ir a la zona de La Parguera, a la de Cabo Rojo, a Rincón, a Maricao, a Boquerón y a Manuabo. Considero que son lugares indispensables para conocer la isla.

 
 

Pero si te gustan las playas con el agua transparente y la arena brillante te recomiendo las de Combate Beach, Buyé Beach y La Playuela

 ..
A mí me gustaron, especialmente, Tres Hermanos Beach en Añasco, Barrero Beach en Rincón y Buyé Beach.