domingo, 28 de octubre de 2007

Playa de Santa Cristina


Entre Blanes y Lloret de Mar se localizan varias calas, una de ellas es Santa Cristina. Otra de esas pequeñas calas es Treumal vecina de Santa Cristina. Pese a su cercanía con Blanes y Lloret, el espacio costero se mantiene aún bastante protegido de construcciones.


Es una playa limpia, cuidada y no muy grande, con pinos y vegetación hasta la arena. Se localiza entre Blanes y Lloret de Mar. Existe una zona de aparcamiento gratuito fuera de temporada; de pago en temporada alta. El camino para llegar hasta la arena atraviesa una bonita zona arbolada.




Es una playa espectacular sobre todo a primera hora de la manaña, cuando aún no ha llegado mucha gente y la playa está prácticamente vacía.

En medio de un gran pinar, hay un hotel -Hotel Santa Marta- con piscina, campo de tenis y restaurante. El hotel tiene ubicación muy buena con unas vistas fantásticas a la playa de Santa Cristina.


Esta playa o cala se comunica con la Cala Treumal; playa más pequeña que siempre está llena de personas practicando surf.
En verano están abiertos al público un par de chiringuitos de playa, donde se puede tomar algo.

miércoles, 10 de octubre de 2007

Les Cases d'Alcanar


Las Casas de Alcanar es una población pesquera que está cerca del Delta del Ebro, justo al final de la provincia de Tarragona y que linda con la provincia de Castellón de La Plana.
En realidad es un pequeño puerto con casas de pescadores que con el tiempo han pasado a ser casas de veraneo.

Ahora Las Casas de Alcanar -Les Cases d'Àlcanar, en catalán- es uno de los lugares de la provincia donde se come mejor pescado y marisco.


El turismo ha cambiado un poco su fisonomía, pero no del todo. Eso quizás se deba a que la playa no es de arena. Es una playa de piedras pequeñas y redondas -guijarros-.



Es un verdadero problema decidir dónde comer, porque en cualquier restaurante el pescado es fresco y se come de maravilla.
Hacen unos arroces negros con "alioli" deliciosos. Otro plato muy común es el arroz con bogavante o las gambas a la plancha.



Hay un hotel magnífico en la zona: El Tancat de Codorniu.
He estado en varias ocasiones y nunca me ha decepcionado, además es ideal para quien desea quedarse unos días por allí y explorar el Delta del Ebro.
El hotel está rodeado de naranjos y el edificio principal está muy bien restaurado.

Desayunas zumos naturales en un marco inmejorable.
La cocina del hotel resulta ser un aliciente más para pasar unos días en él.
Web:
tancatdecodorniu.com