lunes, 27 de agosto de 2007

Palmera y cocos


Mientras tomaba, tranquilamente, mi apetitoso desayuno en el hotel vi como un joven subía de forma muy ágil y rápida a lo alto de la palmera.
Cortaba ramas y cocos para que nosotros pudiéramos tomar el sol sin sobresaltos.
Viéndole allí arriba pensé en que ese sí era un trabajo peligroso y arriesgado.


2 comentarios:

Meilin dijo...

Te fijaste en el aparato del tipo? Es tan solo una corda! Bienvenida a Blogosfera de nuevo :-)

CarmeLa dijo...

Meilin,

SIM!!!. Sólo una cuerda y subía tan rápido que parecía que fuera en un montacargas.
Beijos.