lunes, 19 de marzo de 2007

Palamós


Un día entrañable para recordar: sol, una agradable brisa marina, una deliciosa comida y la compañía de unos buenos amigos...

1 comentario:

Mònica dijo...

Hoy me siento cáustica... Carmela: ¡te van los placeres del mundo! ¡Felicidades! Homo sum, humani nihil alieno a me puto